thomas locke hobbs

Thomas Locke Hobbs, un retrato de la disidencia en la Amazonía peruana

15 de October de 2020

De adolescente, el fotógrafo estadounidense Thomas Locke Hobbs pasaba sus tardes leyendo con fascinación las revistas de National Geographic que su padre, un entusiasta fotógrafo amateur, coleccionaba. Exponerse a los clichés visuales de la revista para representar culturas no occidentales fue fundamental para sembrar las semillas que décadas después germinaron dando forma a “Maravilla del mundo”un ensayo fotográfico de largo aliento que se desarrolla en la ciudad amazónica de Iquitos y que retrata a la comunidad LGTBQI+ que se concentra en esta urbe de concreto rodeada de selva.

“Mi trabajo en Iquitos, en parte, se basa en un conocimiento de los tropos o clichés que esa revista (Natgeo) utiliza al mostrar culturas no occidentales. Inicialmente fui a la ciudad de Iquitos por curiosidad, había visto un fotoreportaje de gente queer y también unas pinturas del pintor iquiteño Christian Bendayán que me llamaron la atención. Iquitos es una ciudad importante, pero creo que hay un mito de lo exótico que colorea cualquier visión sobre la Amazonía, en realidad es una ciudad muy cotidiana en muchos sentidos”.

thomas locke hobbs
thomas locke hobbs
thomas locke hobbs

“Mi trabajo en Iquitos se basa en un conocimiento de los tropos o clichés que National Geographic utiliza al mostrar culturas no occidentales”

El primer viaje del autor duró un mes durante el cual se dedicó a tomar retratos a miembros del colectivo LGTBQI+ que conoció en la zona. Durante los siguientes 10 años siguió viajando a Iquitos con estadías más prolongadas y profundizando en las relaciones con sus retratados.

“En cuanto a mi manera de trabajar, lo más esencial es el tiempo. Fotografío a gente que ya conozco, nos juntamos y pasamos varias horas en un lugar para lograr una imagen. Lleva tiempo conocer a las personas y llegar a un lugar de confianza y de comodidad en el que lleguen a mostrar su intimidad ante la cámara. La gente de Iquitos no es una ‘tribu no-contactada’, tienen facebook y whatsapp”.

thomas locke hobbs
thomas locke hobbs
thomas locke hobbs
thomas locke hobbs

A través del ejercicio de volver y crear relaciones el autor no solo logró aumentar su cuerpo de trabajo sino que llegó a entender una idea mucho más profunda de la realidad iquiteña. “Con el tiempo me hice más consciente de la fragilidad, pobreza y violencia estructural que canaliza las experiencias de la gente LGTBQI+ en Iquitos. El mayor desafío para toda la población es la pobreza y la falta de oportunidades laborales. Muchas de las personas que he fotografiado a lo largo de los años han migrado a Lima o a lugares más lejanos como Chile, Argentina e, incluso, Europa. Trato de mantenerme en contacto y seguir fotografiándoles en el lugar donde estén”.

“Con el tiempo me hice más consciente de la fragilidad, pobreza y violencia estructural que canaliza las experiencias de la gente LGTBQI+ en Iquitos”

thomas locke hobbs
thomas locke hobbs

A pesar de que Iquitos concentra una de las comunidades LGTBQI+ más importantes de Perú solo superada por la Limeña, Thomas reflexiona sobre otras fragilidades. “En Iquitos hay mayor visibilidad LGTBQI+ que otros lugares en Perú, quizás con la excepción de Lima, una ciudad veinte veces más grande. Sin embargo es una visibilidad contenida y contingente, que existe solo dentro de un marco de estructuras de poder como el machismo, la religión y el patriarcado. La sociedad sigue siendo muy conservadora y el activismo aún tiene mucho por hacer, por ejemplo, en la promulgación de una ley de identidad de género y en hacer frente a una importante reacción de vuelta por parte de los opositores. Es una situación muy frágil aún”.

El autor se encontraba con su familia en los Estados Unidos cuando se enteró, a través de las redes sociales, de la llegada del coronavirus a la Amazonía peruana y decidió tomar una posición activa y ayudar a sus amigos afectados por la pandemia. 

thomas locke hobbs
thomas locke hobbs
thomas locke hobbs

“Me enteré de que varios de mis amigos habían perdido familiares por el virus o habían visto reducidas sus posibilidades laborales producto de la cuarentena, y no tenían que comer. Decidí hacer una edición de fotos en cianotipia y entregar el total de las recaudaciones a Féminas Perú, un grupo pro trans con una larga historia de militancia que ahora se encuentra muy activo ayudando a gente trans que no puede trabajar”. 

Actualmente, Thomas se encuentra en Los Angeles pasando la pandemia global, mientras revisa archivos e imprime otros proyectos, lee mucho, piensa e investiga, con la esperanza de poder volver a Perú en un futuro cercano.