franco pereyra varra

Franco Pereyra repiensa la narrativa del fútbol argentino en FUTBOLIZATION

19 de September de 2021

Los paralelismos entre fútbol y religión son claros: los fanáticos/fieles acuden a espacios donde veneran a figuras que consideran divinas, a quienes admiran y creen portadoras de un talento o un don capaz de arreglarles la tarde, el día, la semana o la vida, con el poder de obrar un milagro en cualquier minuto. Si vamos más allá, también aplicamos las mismas formas de creer en alguien ciegamente cuando se trata de política, cuando votamos por un candidato o una candidata y ponemos nuestra fe a su servicio esperando que la sociedad avance hacia donde nosotros queremos. 

De estas y otras lecturas relacionadas con el deporte rey, se hace eco Franco Pereyra Varrá, aka SEKTA BAYRES (Buenos Aires, 1993) en su proyecto FUTBOLIZATION, un ensayo visual que explora el relato entorno del fútbol en Argentina y trata de reescribirlo no solo como un deporte, sino como algo que lo engloba todo y flota en el aire hasta colarse por cada poro de la piel.

franco pereyra varra
franco pereyra varra

A Franco desde pequeño le atrajeron las composiciones visuales de las portadas de álbumes musicales o de los flyers de conciertos, así como todo el imaginario gráfico de un contexto como el de Buenos Aires, con sus característicos carteles de los transportes públicos urbanos o las pintadas de bandas punk en las persianas de las tiendas. “Intentaba comprender mi entorno y, sin saberlo, ya estaba formateando mi cultura visual y desarrollando mis primeras ‘investigaciones’ ”. En ese entonces, el graffiti apareció en su vida y se convirtió en “una piedra angular” que disparó su creatividad, dando comienzo, poco después, a su labor como diseñador. Actualmente, y mediante la combinación del diseño con otras disciplinas artísticas, ha logrado comprenderlo como un medio para obtener conocimiento, para investigar cultura, sociedades, fenómenos, para rever perspectivas y subjetividades, una herramienta de auto-reflexión, un método de deconstrucción y transformación”.

franco pereyra varra
franco pereyra varra
franco pereyra varra
franco pereyra varra
franco pereyra varra

Así, el proyecto FUTBOLIZATION surge de una exploración de la propia identidad, sobre todo después de mudarse a Zurich, la capital de Suiza, y sentir la necesidad de exponer sus orígenes desde una perspectiva que no hubiera abordado antes, “observando y experimentando todo como si fuese un externo, pero siendo un nativo al mismo tiempo”. En mitad del desarrollo de este trabajo pasó algo que marcó este devenir: murió Maradona, “la argentinidad hecha carne y hueso, como lo define Franco.

“Exploré intensamente los pequeños detalles cotidianos, expresiones a veces imperceptibles, a veces pasadas por alto"

Esta muerte puso en evidencia los hallazgos previos del autor: el fútbol como un mecanismo de construcción de códigos culturales, sociales y lingüísticos que determinan las formas de “ver y sentir el mundo, lo cotidiano”, que desplazan y repiensan la narrativa del fútbol y las interacciones sociales de quienes son parte de este proceso. “Exploré intensamente los pequeños detalles cotidianos, expresiones a veces imperceptibles, a veces pasadas por alto: la sensación de vacío en las calles, cuando todo el país se paraliza mientras juega la selección nacional, o cuando las calles se llenan casi como una procesión religiosa, sus rituales, los altares populares, las camisetas y otras prendas futboleras, los objetos ‘cabuleros’…”.

franco pereyra varra

FUTBOLIZATION logra, con los fragmentos visuales de una historia más larga, construir esta “nueva perspectiva, una nueva mirada que permita romper (aunque sea un poco) ciertos preconceptos y estereotipos, revalorizar lo que aporta el fútbol en términos de sociabilidad, subjetividad, identidades y expresiones”.

franco pereyra varra

En definitiva, Franco explora el proceso de futbolización de las cosas, entendidas como la cultura en la que siempre se deben tomar bandos y antagonizarse, competir para vencer y llevarse la gloria. Y todo eso devela rasgos de la naturaleza humana que van más allá del deporte y de la que no podemos escapar aunque queramos, ya que aunque estemos fuera, seguimos estando en los márgenes pero en el interior de este fenómeno. Esto es especialmente notorio en la sociedad argentina, ya que el fútbol impregna la socialización en todos los contextos, incluido en el terreno político ya mencionado. Este potencial instrumentalizador se ha aprovechado, como nos cuenta Franco, por régimenes dictatoriales como el de Videla, para dar una falsa sensación de unión y armonía, pero también en democracia, para transmitir valores o mensajes que condicionen la opinión de las personas.

“Busco expresar que la presencia e influencia del fútbol en las subjetividades tanto sociales como individuales (en este caso de Argentina) es muy vasta, invasiva pero sutil a la vez. El fútbol tiene un carácter físico, empírico, pero al mismo tiempo se vuelve abstracto y efímero. Es un canto político, es una fe espiritual”.

El fútbol tiene un carácter físico, empírico, pero al mismo tiempo se vuelve abstracto y efímero. Es un canto político, es una fe espiritual”.

franco pereyra varra
franco pereyra varra
franco pereyra varra
franco pereyra varra

Los formatos elegidos por Franco para plasmar el resultado de sus investigaciones fueron la fotografía, el diseño editorial y el vídeo, a través de los cuales captura esa realidad subjetiva. “Busqué transportar al espectador a donde el fútbol sucede (Buenos Aires) y provocar una experiencia inmersiva, con un tono cinematográfico, casi en primera persona […]. Con Anita Piñero y Theodor Guelat, desarrollé un breve film a modo de ensayo visual inspirado en el formato de films propagandísticos desarrollados entre los 70s y 80s, durante la última dictadura militar en Argentina”.

"Lo que hice fue una contrapropaganda que presenta el fútbol como la entidad holística que nos constituye, apelando a los sentimientos para realzar la presencia integral del fútbol en cada detalle de la expresión cotidiana, y resignificar su potencia generadora de mística y argentinidad”.

Franco considera FUTBOLIZATION –un proyecto desarrollado, en gran parte, desde Zurich y durante la pandemia–, el punto de partida o la introducción a futuras exploraciones visuales de un fenómeno muy amplio y que tiene muchas aristas y variantes, una mina de oro de su creatividad en la que aún hay mucha “piedra que picar”. “Estar lejos de mi país en el contexto de esta crisis global, y abordar el trabajo desde un lugar lejano, supuso un gran trabajo de análisis y reflexión, tanto personal como profesional. 

Fue una especie de terapia. La incertidumbre de no saber si podría viajar a Buenos Aires para llevar a cabo la parte ‘experiencial’ de mi investigación potenció mi compromiso y felicidad una vez que lo conseguí. Creo que profesionalmente logré redescubrirme un poco más y entender nuevas perspectivas del diseño como práctica, debido que a veces esta realidad hipertecnologizada nos agobia y confunde, nos hace creer e impone una perspectiva completamente digital. Y esto no es realmente así, o no DEBE ser así. El diseño puede emplearse como una herramienta para explorar fenómenos socioculturales o filosóficos, para involucrarse en ciertas experiencias, subjetividades y, en consecuencia, proveer nuevas perspectivas y nuevos entendimientos”.