gisela vola

Gisela Volá: la dimensión simbólica del culto a la cantante Gilda

6 de January de 2021

A finales de los noventas la música cumbiera y tropical de la artista argentina Gilda comenzaba a sonar con fuerza en países como Perú, Bolivia y Argentina. Al mismo tiempo que su música y las letras que hablaban de amor y libertad pegaban con fuerza, la figura de Gilda ganaba adeptos y se abría paso en una escena tradicionalmente dominada por hombres. En la noche del 7 de septiembre de 1996, el ascenso de la cantante en la cultura cumbiera se vio interrumpido violentamente cuando el autobús que transportaba a la artista hacia un concierto colisionó de frente con un camión y ella falleció en el accidente junto a su hija, su madre y tres músicos.

Han pasado más de veinticinco años desde que ocurrió este trágico hecho que terminó con la vida y carrera de Gilda y hoy existe un importante culto pagano en torno a la figura de la artista. Justamente fue esa comunidad de fans y devotos de Gilda la que llamó la atención de la fotógrafa argentina Gisela Volá (Buenos Aires, 1978) y le sirvió para iniciar su ensayo documental de largo aliento llamado “Gilda, la milagrosa”

gisela vola
gisela vola

“La historia de Gilda narra la historia de muchas mujeres, incluso la mía”

“Fui a realizar una nota junto a una periodista en una barrio del conurbano bonaerense conocido como Pompeya, y el encargo trataba acerca de los dobles de famosos. Ahí conocimos a Silvia Coimbra, quien estaba referenciaba como la doble de Gilda pero que tenia una identidad muy auténtica y personal porque, también era cantante de cumbia con una carrera en paralelo a la de la cantante en cuestión. Eso me hizo pensar que Gilda fue alguien que representa a muchas mujeres que quieren ser cantantes, pero que son amas de casa y no acceden a la escena musical. La historia de Gilda narra la historia de muchas mujeres, incluso la mía. Así nació la idea”.

El vínculo entre Giselia y Silvia continuó en el tiempo. Fue precisamente Silvia la que ayudó a Gisela a conocer los clúbes de fans de la cantante y los distintos ritos y ceremonias que ocurren en el cementerio de Chacarita, donde está enterrada Gilda, así como los que se dan al costado de la ruta, en el kilómetro 129, donde tuvo lugar el accidente.

gisela vola

“En los santuarios y en los objetos que dejan en honor a Gilda, lo que veo es angustia, dolor, pero también esperanza”

gisela vola
gisela vola
gisela vola

“En los santuarios y en los objetos que dejan en honor a Gilda, lo que veo es angustia, dolor, pero también esperanza. La mayoría de los pedidos de promesas que se hacen a Gilda tienen que ver con la fertilidad, por eso hay niñas y niños que se llaman Gilda o Gildo. También se le pide salud para curar enfermedades terminales y trabajo para poder pagar deudas. Muchas veces es la propia comunidad en torno a Gilda la que organiza actividades para los que no tienen; hay una generosidad maravillosa en ese grupo de personas”. 

gisela vola

El imaginario que rodea a la figura de Gilda es muy visual; no solo los lugares donde se rinde culto a la artista, sino que también su iconografía antes de fallecer. Para Gisela el trabajo “Gilda, la milagrosa” se centra en la dimensión ritual y simbólica que rodea a la artista

“En la contraportada del disco “Corazón valiente”, puede observarse a Gilda sobre un caballo con una corona de flores y una capa azul. Ella en sus presentaciones llevaba también ese atuendo y, para mí, todo eso es parte de su universo. Lo místico no está separado de la realidad, la vida está repleta de cosas de sensibilidades no visibles que pertenecen al plano del misterio, la percepción y la intuición. Hay muchas cosas que están ahí y que leemos a la ligera, es gracias a la fotografía y la poética que podemos profundizar en ello. Lo que más me interesa de Gilda es poder realizar una investigación visual sobre el aspecto místico y milagroso de la vida. Trabajar con Gilda es trabajar con lo que no se ve, toda esas riquezas están presentes en la comunidad, en los rituales, en las ofrendas y los detalles”.

gisela vola
gisela vola

“Trabajar con Gilda es trabajar con lo que no se ve, toda esas riquezas están presentes en la comunidad, en los rituales, ofrendas y detalles”

Actualmente Gisela Volá se encuentra en la tercera etapa del proyecto, trabajando con los devotos de Gilda y sus historias de fe y milagros. En el futuro cercano espera publicar un fotolibro capaz de recoger toda esta experiencia.