brian oakes

Brian Oakes, el maestro de la tecno-artesanía

28 de July de 2022

Si hubiera vivido en otra época, Brian Oakes (Nueva York, 1995) sería un escultor prodigioso que idearía la forma de expresar sus ideas a través de cualquier materia. Pero como ha nacido con la tecnología a su alcance, ese es el recurso que usa para realizar sus investigaciones espaciales y explorar libremente la tecno-artesanía. Al contrario de lo que se pueda pensar, ambas disciplinas no son incompatibles, es más, de su cruce nacen nuevas maneras de hacer las cosas y de pensarlas, de profundizar en ideas y conceptos y traerlos al presente con nuevos medios y formatos.

Desde que, de pequeño, sus abuelos le llevaron a ver una exposición de Calder y quedó prendado de su Circo Ambulante, pasando por su experiencia en el programa de computación de la Escuela de Diseño de Rhode Island, Brian ha estado construyendo y reinterpretando, mezclando las bellas artes con la tecnología. “De la misma manera que aprender a soldar abre un montón de nuevas vías para lo que puedes hacer y concebir, la programación y la tecnología se convirtieron en una herramienta increíblemente poderosa para crear arte. La tecnología es tanto una habilidad y una herramienta como un medio.También hay mucho espacio por explorar cuando se trata de hardware electrónico y arte. Creo que todos los artistas deberían aprender de computación, ya que altera la forma en como haces las cosas”.

brian oakes
brian oakes

“Creo que todos los artistas deberían aprender de computación”

El proceso de creación que debe integrar ideas y conceptos con un mecanismo o dispositivo tecnológico que debe funcionar para transmitir y estar al servicio del mensaje –y no viceversa–, no es sencillo. Brian itera entre sus dibujos escaneados y las relaciones que se establecen entre ellos, y los controladores que le permitirán prender luces o secuenciar eventos. “Voy de un software a otro a medida que me encuentro con la realidad física de los componentes que se colocarán en las placas”.

Cuando este “sistema” se muestra ante otra persona, los patrones y comportamientos que Brian había previsto que sucederían, pueden cambiar. Él lo relaciona con un texto del neurocientífico y cibernético italiano Valentino Braitenberg (“Vehículos: experimentos en psicología sintética”), en el que describe como, un robot con movimientos muy poco sofisticados, puede parece un ser inteligente y con sentimientos.

brian oakes
brian oakes

“En esta etapa de interacción, la relación entre el espectador y la obra de arte se traslada al ámbito de lo mágico. La danza, el vaivén que ocurre cuando uno trata de salir de la máquina se presenta como un experimento en el fenómeno ideomotor donde la interacción y la intención subliminal de uno mismo crea la ilusión de una fuerza externa; una ouija preprogramada”.

“En esta etapa de interacción, la relación entre el espectador y la obra de arte se traslada al ámbito de lo mágico”

brian oakes
brian oakes

Cuando le preguntamos a Brian sobre su definición del término tecno-artesanía (technocraft, en inglés), apunta a una visión interdisciplinaria que, en realidad, impregna todo su trabajo. “Esta palabra pretende abarcar todas las estéticas, materiales y técnicas artesanales desarrolladas por el sector tecnológico masivo de nuestro mundo, una característica definitoria del ahora contemporáneo. Technocraft hace referencia a los principios de diseño del futurismo privatizado de Apple, a las plantillas de los memes y al utilitarismo electrónico del bricolaje; impregna las disciplinas a medida que se esparce por todos los aspectos de la vida, desde sistemas de defensa nuclear controlados por inteligencia artificial hasta camiones de carga autónomos y anuncios que se muestran basándose ​​en datos”.

Una gran parte de este proceso creativo la protagoniza el sonido, por ejemplo en sus trabajos Untitled Sound Systems 2020 y Untitled Sound Systems 2021. En éstos, osciladores, filtros y contadores crean progresiones de drones, y en algunos de sus trabajos más recientes, Brian usa micrófonos, samplers y secuenciadores para crear composiciones de audio grabadas en vivo que cambian los sonidos de alrededor, utilizando ruido electromagnético.

brian oakes
brian oakes

“Me gusta usar el sonido pensando en él como una forma de activar otra parte del trabajo, casi como hacer una banda sonora. El audio y la imagen tienen la misma importancia en la pieza, ambos están destinados a contextualizarse mutuamente. Estos arreglos sónicos pueden adquirir las cualidades de una orquesta, con equipos de acordes sincronizados y desincronizados. El ruido filtrado y los destellos aleatorios pueden hacer referencia a máquinas que procesan desechos electrónicos”.

brian oakes
brian oakes

“El audio y la imagen tienen la misma importancia en la pieza, ambos están destinados a contextualizarse mutuamente”

En otra serie de obras, Nocturne No1, las formas de sus esculturas recuerdan a insectos o a monstruos dignos de las peores pesadillas. Estas formas semi-orgánicas, además emiten sonidos semejantes a un borboteo: “Una de las esculturas de este proyecto reproduce un loop pregrabado que hice al intentar grabar mientras se encendía o cortaba la energía de la escultura. El resultado es una especie de gorgoteo zumbante con fallas que funciona como la escultura que se despierta de una pesadilla”.

De esta y otras maneras, Brian le confiere vida a sus “criaturas”, les permite tener alma, “es un intento de jugar con la clasificación de Kant de la pintura como mueble. En lugar de despojar a la espiritualidad equiparando la pintura únicamente con un bien de lujo, le otorgamos un alma a la arena, a la luz y al silicio”.

Puedes seguir el trabajo de Brian Oakes en su Instagram.