Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

Que una tarjeta de presentación componga una melodía fue la idea de Katharina Hölzl, la diseñadora que tras la idea de Ritornell quienes querían entregar a sus clientes una tarjeta de presentación que no fuera la típica, que no cayera en el cliché de las business cards y así llegaron a esta tarjeta que al pasarla por un dispositivo crea la más bella melodía. El compositor de los sonidos fue Richard Eigner.