Cargando galería...
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs
Todo es posible, dice Jack Sachs

PMU-promo_1340_c

El ilustrador y animador 3D Jack Sachs sufrió una grave lesión en uno de los nervios de su brazo el último año de su carrera en la escuela de arte de Camberwell (Londres), cosa que le dejó la mano inhábil para dibujar y pintar. Pero eso no le desanimó. Decidió tomar clases nocturnas de Maya para aprender animación 3D y poder tener una forma alternativa de expresar su arte en caso de que perdiera la movilidad de la mano definitivamente. Aunque, por suerte, se recuperó completamente y pudo volver a dibujar, ya no había vuelta atrás: había descubierto una herramienta digital sin límites que podía combinar con lo analógico.

Desde entonces ha trabajado para clientes como The New York Times, MTV, Pop Magazine, i-D Magazine, Converse, Vice, Fox, BBC, Lazy Oaf, y una larga lista de clientes internacionales por los que muchos morirían por trabajar. Por preferencias personales, quiero mencionar su colaboración como diseñador CGI en uno de los cortos de animación de la saga “Don’t Hug Me I’m Scared”. Solo pincha en el link si estás muy inspirado (o drogado).

giffft

Sea como sea, ha conseguido que muchos se fijen en sus dibujos, en sus pinturas y en sus animaciones y aprecien su estilo colorido y lleno de ironía. Los monos y sujetos de sus creaciones tienen ojos gigantes y extremidades muy largas y desproporcionadas que se retuercen, a veces también están formados por objetos de todo tipo que toman vida. La abstracción de sus dibujos busca la geometría, las formas puras como la esfera, la pirámide o el cubo, y luego los deforma y combina con texturas y elementos fácilmente reconocibles. Eso le aporta un toque “pop-art” o neo-pop-art”, esa tendencia que ya descubríamos en nuestro reportaje especial de JOIA 39.

Parece que Sachs es un artista completo, de los que no se da por vencido, y de los que siempre encuentra su vía de expresión, porque crear no es un trabajo sino una necesidad.