Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

Nuevas tecnologías para una nueva arquitectura
Gestalten
shop.gestalten.com

Por Camilo Rojas.

Muchos de los diseños contemporáneos más interesantes y expresivos encuentran su forma en la imitación de la naturaleza



Estructuras inverosímiles, como sacadas de novelas futuristas, están multiplicándose por distintos rincones del planeta. El desarrollo conjunto de nuevos materiales, herramientas de trabajo y tecnologías para el diseño han dado pie a una nueva era en materia arquitectónica y constructiva, una era que hoy está en pleno desarrollo. Frente a esto, los investigadores y editores de Gestalten han decidido no quedarse de brazos cruzados, y a fines del 2011 empezaron a trabajar en lo que ahora es el flamante The Sky`s the Limit, un libro que reúne una interesante y heterogénea selección de obras que van desde las formas más orgánicas hasta las más angulosas, desde el mayor derroche hasta la más concienzuda economía de los espacios, desde lo más detallista hasta lo más minimalista. Este nuevo modo de hacer arquitectura, que abarca estilos tan diversos, ha sido llamado “Arquitectura Radical” y, aunque no es el único uso que se le ha dado a este rótulo, pretende instalarse como una nueva categoría. Pero, ¿qué tienen en común todas estas construcciones? ¿Qué es lo que caracteriza la Arquitectura Radical? Esta fue la primera pregunta que le hicimos a Sofia Borges, arquitecta especializada en el tema y una de las principales gestoras del proyecto. Su respuesta fue la siguiente:

“Las estructuras llamativas, de formas grandes y locas, no necesariamente van a ser llamadas Arquitectura Radical, pues suele faltarles sensibilidad y reflexión tras el diseño. Un edificio que carece de conocimiento de su contexto y de su lugar dentro de la historia, por muy salvaje que sea su apariencia, cae en el ámbito de lo kitsch, no en lo que nosotros entendemos por Arquitectura Radical. Ser radical es, en efecto, ser diferente y aventurado, pero sin olvidar de dónde se viene, sin olvidar las enseñanzas del pasado, para así darle la forma precisa al concepto que se quiere lograr hoy.”

Este es, entonces, el motivo del libro. En cuanto a su organización, son cinco los capítulos que lo componen, y que van a enfocarse en cinco mundos distintos que abarca la Arquitectura Radical: (1) las formas orgánicas, (a) las estructuras fuertes, potentes, (3) las obras inteligentes en el uso de la superficie y los recursos, (4) el diseño de interiores y (5) construcciones que interactúan en armonía con el medio ambiente.



Para saber más del libro y de sus contenidos, nos hemos puesto en contacto con sus editores: nuestro ya conocido Robert Klanten (mandamás de Gestalten), Sven Ehmann y la ya mencionada Sofia Borges, quien nos da más detalles acá:

¿Cuánto tiempo se tomaron en gestar este libro?

Desde la concepción hasta la impresión, tardamos alrededor de siete meses. La investigación y recolección de información para definir las líneas principales de la publicación nos tomó alrededor de tres meses. Luego, definir los contenidos nos tomó poco más de un mes. Y, finalmente, la redacción de los textos, la distribución de las imágenes y el diseño final, todo lo cual se desarrolla paralelamente, nos tomó unos dos meses más.?

¿Cómo definieron cuáles serían los cinco capítulos del libro?

Una vez que recopilamos todas las obras que formarían parte del libro, los cinco capítulos surgieron casi espontáneamente.

Con tantas obras arquitectónicas interesantes diseminadas en todo el mundo, ¿cómo se las arreglaron para hacer la selección?

Empezamos la búsqueda con una meta clara: Arquitectura Radical, de carácter escultórico e icónico. Una vez configurados estos parámetros, el universo de obras posibles se estrechó rápidamente… luego, elegir entre lo que teníamos fue justamente nuestra tarea como editores.

En muchos de los trabajos presentados en el libro, hay interesantes obras arquitectónicas que tratan de imitar formas orgánicas (sobre todo en el primer capítulo, pero no sólo allí), esa aleatoriedad que se produce en la naturaleza y que se diferencia del orden y la simetría de lo clásico. ¿Qué piensas de esta tendencia, que para algunos puede resultar curiosa en tiempos de avances tecnológicos?

Como editora y como arquitecta, creo que hay mucho que aprender de la naturaleza. Si bien las formas naturales y orgánicas a menudo se ven como algo caprichoso y no estructurado, lo cierto es que su complejidad requiere una especial atención en el tema estructural. Así, cuando se aplica cuidadosamente, esta complejidad añadida nos da más espacio para la expresión; muchos de los diseños contemporáneos más interesantes y expresivos encuentran su forma en la imitación de la naturaleza.

¿Cuáles crees que son los mayores avances en cuanto a materiales, tecnologías de diseño y herramientas de construcción que se han desarrollado en los últimos tiempos?

La clave está en las herramientas. Primero, en las herramientas de creación rápida de prototipos, pues permiten la realización de geometrías complejas muy rápidamente y con gran facilidad. Los avances en los programas de modelado 3D y renderizado en combinación con plug-ins y software para el desarrollo y el perfeccionamiento de las variables paramétricas, a su vez, permiten un mayor control sobre la forma. Luego, la impresión en 3D, los molinos de tres ejes, las cortadoras láser industriales y, finalmente, los robots KUKA. Todas estas son herramientas que están ayudando a redefinir y reducir la brecha entre lo que fue diseñado en la computadora y lo que ahora se encuentra en el mundo real.