Cargando galería...
El nuevo disco de Solange incluye una colaboración con la fotógrafa Carlota Guerrero
El nuevo disco de Solange incluye una colaboración con la fotógrafa Carlota Guerrero
El nuevo disco de Solange incluye una colaboración con la fotógrafa Carlota Guerrero
El nuevo disco de Solange incluye una colaboración con la fotógrafa Carlota Guerrero
El nuevo disco de Solange incluye una colaboración con la fotógrafa Carlota Guerrero
El nuevo disco de Solange incluye una colaboración con la fotógrafa Carlota Guerrero
El nuevo disco de Solange incluye una colaboración con la fotógrafa Carlota Guerrero
El nuevo disco de Solange incluye una colaboración con la fotógrafa Carlota Guerrero
El nuevo disco de Solange incluye una colaboración con la fotógrafa Carlota Guerrero

ctzj1dhukaeppsv

En A Seat At The Table, Solange logra convertir la tristeza y la ira que hoy reina en gran parte de la sociedad norteamericana en una celebración de la cultura negra. Su tercer álbum de estudio, lanzado el viernes pasado, es “un proyecto sobre la identidad, el empoderamiento, la independencia, el dolor y la sanación”, así lo resume ella. Y como varios de los discos que han salido en el último tiempo (Lemonade, de su hermana mayor; Blonde, de Frank Ocean; Views, de Drake) este trabajo tiene su acompañamiento visual, un libro digital creado junto a la fotógrafa Carlota Guerrero.

solange-carlota-guerrero-2

solange-carlota-guerrero-3

El cuerpo de la mujer es el principal objeto de la fotografía de Guerrero, que se destaca por su uso de la luz. Solange descubrió a la española a través de Instagram e inmediatamente le pidió que se uniera al proyecto de danza que se encontraba armando para el museo londinense Tate Modern. La conexión creativa entra ambas fue tan fuerte que derivó en la serie de fotos que acompaña el último disco de la cantante -tomadas a lo largo de un mes entre Nueva Orleans y Nuevo México- y dos videos para los tracks “Don’t Touch My Hair” y “Cranes In The Sky”.

A Seat At The Table cuenta con la participación de artistas como Kelela, Sampha, Q-Tip, Lil Wayne y The-Dream. Recordemos que el álbum llega días después de que Solange publique en su sitio web un ensayo sobre lo que significa ser negro en espacios predominantemente blancos. Como dijo ella: “El álbum es una invitación a todo el mundo que quiera agarrar una silla, acercarse y tener estas conversaciones sobre verdades incómodas. Puede no ser bonito, puede no ser divertido, tal vez no bailes, tal vez ni respires fácilmente mientras ocurre, pero así también son los tiempos en que vivimos hoy”.

Mira el libro digital completo, cuya primera mitad se compone de las letras de las canciones, desde aquí.