lord-quas

Parece que Madlib nos engañó a todos. Según había anunciado hace unos días, el 2017 marcaría el regreso de Quasimoto para un álbum colaborativo con Eric B. & Rakim. Internet se lo tomó demasiado en serio. Sí, es posible que el legendario dúo de MCs haga su comeback el próximo año para una gira, pero de acuerdo a ellos, lo harían solos. ¿Será que Quas vuelve por su cuenta? Mientras esperamos por que el productor nos de una pista de si habrá nueva música de su alter-ego pronto (su último lanzamiento fue en 2013, con el excelente trabajo Yessir Whatever), por acá nos pusimos a escuchar The Unseen, aquel disco editado en el año 2000 en que nos presentó por primera vez a este personaje luego de obsesionarse con la película animada La Planète Sauvage (1973), de los franceses René Laloux y Roland Topor. Quizás también es un buen momento para redescubrir esta gema del cine surrealista.

madlib-quas

quas

“Dicen que sueno como Barry White, tenía que hacer algo para cambiar mi voz”, explicó alguna vez Madlib sobre los días en que comenzó a rapear sobre sus propios instrumentales y a experimentar con hongos alucinógenos, a mediados de los noventa. Así nació Quasimoto, el alien de la voz aguda, amante de las mujeres y la weed, que se permite decir todo lo que su creador no puede.

Por ese entonces, Madlib estaba viendo mucho La Planète Sauvage. “La daban en Bravo o en Independent Film Channel o algún otro canal de mierda”. La historia del film, basado en el libro Oms en série (Stefan Wul, 1957), gira alrededor de los Draag, una civilización de alienígenas gigantes que ven a los humanos (los Oms, seres diminutos del planeta Tierra) como una raza salvaje que debe ser domesticada. Hay muchas razones por las que vale la pena mirar este sci-fi psicodélico, desde el comentario sociopolítico que representa –40 años después sigue siendo igual de relevante– a lo que tiene que ver con la animación –la película es una rareza de la animación cut-out– o incluso el soundtrack. El jazz espacial que compuso Alain Goraguer para esta producción enamoró tanto a Madlib que tuvo que samplearlo: “La primera vez que vi esta película, la agarré justo en una escena donde estaba la música sonando. Prendí el VCR enseguida. Come On Feet y otros tracks salieron de esas grabaciones”.

fantastic-planet-1

la_plan_te_sauvage_1-jpg

fantasticplanet

La intención de Madlib nunca fue que estas canciones vieran la luz; grabar cosas para él mismo y para pasar entre su crew es algo que hace mucho. Fue Peanut Butter Wolf, su amigo y fundador de Stones Throw Records, quien al escuchar los demos lo convenció de dar a conocer ese material. Lord Quas tenía que ser soltado al mundo. Una de sus primeras apariciones fue en el tema Wheninmondanic, de Lootpack, el grupo que Madlib tenía en esa época junto a DJ Rhodes y Wildchild. (En el video se lo puede ver a Wildchild rapeando las partes de Quasimoto caracterizado casi como un extraterrestre Draag). Pero no fue hasta la salida del 12” de Microphone Mathematics que la voz de Quas, el misterioso protegido de Madlib al que todos querían verle la cara, empezó a personificarse, con la ilustración que DJ Design creó para la portada, que en realidad estaba destinada a representar a los tres integrantes de Lootpack.

microphone-mathematics-cover

the-unseen-quas

quas-basic-instinct

Jeff Jank, el director de arte e ilustrador in-house de Stones Throw, le terminó de dar forma al personaje tomando como base el arquetipo de DJ Design. De acuerdo a lo que cuenta Jank, quien no sólo se encargó de crear el arte de tapa de The Unseen sino también de muchos de los otros clásicos del sello (Donuts, de J Dilla; Madvillainy, de Madlib y MF Doom, por nombrar algunos), la ilustración de Quas tal como lo conocemos hoy –esa especie de primo lejano de Alf, amarillo, con un pito en la boca y un ladrillo en la mano– está inspirada en la canción Bad Character“Pero igual, no lo pensé necesariamente como Quasimoto, era sólo un Bad Character. Realmente, Quasimoto era The Unseen [El Invisible], se suponía que no tenía rostro. La gente enseguida empezó a asociar a este dibujo con su nombre, y nosotros sólo seguimos la corriente”.

gif-quas

Sin dudas, La Planéte Sauvage ayudó a Madlib a configurar su alter-ego. No fue la primera vez que esta película influenció un proyecto o pieza musical; David Bowie y Brian Eno escribieron Fantastic Voyage, del álbum Lodger (1979), inspirados en el film. Y tampoco fue la última: DJ Shadow, Flying Lotus, Flatbush Zombies, The Underachievers y Mac Miller han sampleado el soundtrack desde entonces.