Cargando galería...
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer
Sanna Charles lleva 10 años fotografiando a fans de Slayer

1118044

Sanna Charles es tan fan de sacarles fotos a los fans de Slayer, como sus fans son fanáticos de este grupo de thrash. La fotógrafa tuvo una revelación cuando vio a una chica tomando fotos de The Parkinsons, una banda de punk londinense, sin involucrarse demasiado con lo que sucedía en el escenario. Charles pensó que ella lo podía hacer mejor. En el 2002, la NME le mandó a fotografiar a Slayer en el Download Festival y descubrió que los admiradores de esta banda tenían un compromiso y pasión especiales, un sentimiento de pertenencia y una admiración incondicional por la música del grupo que quería mostrar en sus imágenes.

Desde entonces Sanna ha seguido a Slayer en sus tours europeos para inmortalizar a los fans del grupo en todo tipo de situaciones: dándolo todo en el mosh pit de un concierto, antes y después del show comprando comida o descansando, mostrando sus tatuajes de Slayer a la cámara, etc. Hacer eso mismo durante 10 años le ha proporcionado a la fotógrafa material suficiente para publicar un libro titulado “God Listens To Slayer” que merece la pena que hojees.

IMG_4031_grande

El photobook ha sido editado por Ditto Press; muestra “la contradicción entre la música extrema del grupo y la inocencia de sus fans más jóvenes” en unas 150 fotos, y constituye un homenaje a los incansables y leales fans que han perseguido a la banda durante 35 años de un tour inacabable. El diseño del volumen demuestra el cariño y la dedicación de la fotógrafa a la causa durante más de una década. El éxito de Slayer radica en que “no ha cambiado su fórmula y por eso los fans son tan leales”. Y esa fórmula consiste en hablar de los mismos temas (guerra, muerte, el Anticristo, suicidio, etc.) sin cambiar el lenguaje.

Los fans se convierten en feligreses que acuden a los conciertos de Slayer como fieles de una religión a su iglesia, y expresan su creencia libremente compartiendo la alegría con el resto de “creyentes”. Existe cierta mística en esto, y Charles logra plasmarlo en las imágenes de este libro, que se entremezclan con testimonios de los propios fans.