Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

Cuando Patti Smith y Robert Mapplethorpe se conocieron en Nueva York no eran la cantante y el fotógrafo famoso que terminaron siendo. Eran sólo dos adolescentes que intentaban ser artistas en la ciudad estadounidense. La calle, el hotel Chelsea, Andy Warhol, los 70, las drogas, la experimentación, la pobreza, el amor, hicieron de ellos artistas influyentes mientras se convertían en dos almas gemelas inseparables. Robert Mapplethorpe  comenzó experimentando con muchos formatos: collage, pintura, artesanía, pero fue la fotografía el formato final donde logró plasmar su expresión artística. Una cámara Polaroid fue la primera. Desde que la tuvo en sus manos quedó maravillado con su calidad, rapidez y textura. Nunca la dejaría de lado. Las fotografías de Mapplethorpe se concentran en el retrato, el desnudo y provocadoras imágenes que causaron escándalo y conflicto en su época. Hoy parecen inocentes pero durante los ochenta fue un personaje controvertido, amado y rechazado por la escena artística de Nueva York. Las imágenes que mezclan belleza con pornografía o sadomasoquismo, lo convirtieron en un fotógrafo influyente sin embargo no alcanzó a disfrutar mucho su fama antes que muriera de sida en 1989. Se puede ver su obra aquí