Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

El fotógrafo Mark Laita viajó un año por Estados Unidos, Asia y Centroamérica tomando fotografías de serpientes mortalmente venenosas. Las mejores las usó para crear la serie Serpentine, de la que aquí tenemos una muestra.

La dicotomía entre el potencial daño que pueden causar -llegando a la muerte-, y la belleza tanto estética como de su arquetipo, fue lo que llamó la atención de Laita, y lo motivó a buscar el estilo de sus retratos.