Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

“Lo que se hereda no se hurta” versa un viejo dicho. Hay veces que el parentesco no se puede disimular y ver por la calle caminando a una madre con su hija, es ver el futuro. De eso se trata esta serie “Portrait génétique” del canadiense Ulric Collette.

Las fotos son perfectas uniones entre los retratos de dos integrantes de una misma familia. Hermanos, sobrinos, tíos, padres, hijos o gemelos son el grupo de investigación de Collette. Hasta él mismo se retrata con sus sobrinos, primos y hermanos.

Ulric Collete tiene 32 años y también es diseñador. La idea de esta serie nació de improviso al retratarse junto a su hijo de 6 años y darse de cuenta que los rasgos eran muy parecidos. Esta serie no está terminada, Collette anda por ahí buscando más parientes que quieran exponer su herencia genética en una fotografía.

Portrait génétique by Ulric Collette