fake-jordanXI

Llevo cerca de tres años y medio viviendo en Chile, en Santiago para ser más exacto y desde que llegué me llamó mucho la atención la cantidad de gente que se ve por la calle con ropa y zapatillas de un nivel bastante alto. En un principio pensé que, al tener tratados de “libre comercio” con muchos de los países más exportadores del Mundo, estarían a un precio irresistiblemente barato para la mayoría, pero no. Con el tiempo descubrí las tiendas de la calle Bandera; locales donde venden ropa de segunda mano casi toda de Estados Unidos (o eso dicen), donde se pueden encontrar réplicas mal hechas de todo tipo de productos: camisas Ralph Lauren o Tommy Hilfiger, chaquetas North Face o Columbia, pantalones Levi’s… todo un mercado de ropa copiada, por llamarlas como deberían ser, donde la gente compra a un nivel que, desde que llegué, los precios han visto una subida bastante descarada, debido a la demanda de este tipo de prendas. No quiero decir que toda la ropa que hay en todas las tiendas de Bandera sean copias ilegales de los productos, no lo sé con certeza, pero si he visto muchas en las tiendas “más grandes”.

fake-northface copy

Con el tiempo y el crecimiento de marcas de streetwear entre los más jóvenes, este fenómeno que afectaba a firmas poderosas dentro de la moda y de un tipo de ropa más específico, atrapó a firmas independientes norteamericanas. El caso más notable ha sido el de la marca de skate, en su origen, Supreme. Es impresionante como en cuestión de dos años se ven gorros, chaquetas y camisetas Supreme en cada evento relacionado con la moda o en fiestas donde se escuche electrónica o hip hop, o ambos. Obviamente todo lo que se encuentre en cualquier tienda, o pedidos por Facebook es FALSO. Son copias mal hechas, en el 90% de los casos. Supreme tiene un sistema de venta tan exclusivo que se hace imposible poder comprar un producto de la firma si no es a través de su tienda online o pasando por una de sus tiendas en Nueva York, Los Angeles, Londres o cualquiera de las seis que se encuentran en Japón. O sea que si vas a una tienda y ves un producto Supreme, no pagues lo que piden por él. Es falso, no es original, es una mala copia de lo que la marca comercializa legalmente, así que si estás pagando más de 10 lucas por algo así, te están engañando.

fake-supreme-obey

Me he pasado bastante tiempo pensando en por qué la gente puede comprar este tipo de productos. Entre las posibles respuestas que he ido encontrando existen:

A) La posibilidad de tener un producto de marca por un precio ridículo, no entendiendo el concepto y desarrollo que hay detrás de, por ejemplo, una chaqueta técnica o unas zapatillas con cámara de aire.

B) Un punto más inteligible es que la gente que compra piense que realmente esos productos son originales. Si tu confías en una tienda, o en alguien en particular que vende en Facebook, probablemente compres con ojos cerrados lo que te están vendiendo y, probablemente no sepa que esas Jordan que estás comprando, aunque valgan ¡¡$50.000 pesos!!, no existen como Jordan oficiales y te están dando gato por liebre.

C) La peor de todas sería la de comprar algo para intentar ser quien no eres. Todos los productos que existen tienen un status. Desde un bote de mayonesa a un auto. Probablemente la persona que maneja un Mercedes Benz no mire la estantería de las mayonesas de 500gr. a $1.000 pesos. No sé si me explico.
De nada sirve comprar unas Air Max si no son Air Max. Y si lo que quieres es “colársela” al resto, vas por el mal camino porque a quien se la tienes que colar, no lo logras. Si no puedes comprar unas Air Max, nadie te va a culpar por ello. Existen outlets de Nike, Reebok, adidas o New Balance, por citar algunas, donde se pueden comprar zapatillas originales a precios asequibles. En ocasiones más baratas que las que traen de China, que por otro lado no es que Nike tenga una fábrica en China donde hacen zapatillas baratas, si no que son COPIAS.

Me cuesta llegar a una conclusión, sabiendo que hay gente que aunque lean esto, seguirán comprando productos falsos. Solo quiero recalcar que si no tienes la plata para comprar un producto original, lo mejor es que acomodes tu closet a algo que si puedes comprar. No necesariamente todo tiene que ser de marca. Gracias a tiendas como H&M tenemos productos de temporada, usar y tirar, a unos precios de risa.

Estoy totalmente en contra de las réplicas y no por las personas que las llevan, si no por los cara duras que las venden. Compra en lugares certificados y duda de productos demasiado baratos. No alimentes que unos cuantos se aprovechen del trabajo de otra gente.