Cargando galería...
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits
Recordamos a Dan Witz pintando mosh pits

byronesque-2012-_40x58_-flat-copy
Hace unos 6 años publicamos las pinturas de mosh pits de Dan Witz en la edición de JOIA 14. Sí, eso que estás viendo son pinturas, no fotografías. Con motivo de una exposición de este artista que está a punto de tener lugar en Nueva York, hemos recordado su talento y su obra y queremos mostrar los nuevos trabajos de esta serie de mosh pits de conciertos.

Revisando su web nos damos cuenta de que Witz ha desarrollado su gusto por los cuerpos juntos y en un movimiento violento, llevándolo a otros contextos, como el de una “pequeña” orgía (título literal de la obra), pero sigue siendo fiel a su estilo hiperrealista. Si no conocías estas pinturas es probable que tengas que acercarte a la pantalla para convencerte de que no son fotos.

a-small-orgy-2015
La fuerza e intensidad de la serie viene dada por la tensión de los cuerpos y la violencia controlada que desprenden. Un mosh pit, en definitiva, es una danza coreografiada en la que todos saben que deben hacer y que no para no salir gravemente heridos. Sería curioso ver, entre toda esa masa de cuerpos, a un pintor con el lienzo y el pincel tratando de memorizar las caras y movimientos de esa escena, ¿cierto?

La combinación entre el estilo academicismta de Witz y la temática contemporánea, demuestra que uno puede tener técnica y ser rebelde, como un Rubens del siglo XXI.