El año 1977 Prince solo tenía 17 años y ya captaba la atención de algunos empresarios discográficos de Minneapolis. Con la intención de comenzar a lanzar al estrellato a Prince sus managers armaron un primer catálogo de fotos nunca antes liberado por el fotógrafo Robert Whitman. En la sesión de fotos podemos ver a un adolescente posando en su estudio y en diferentes locaciones en las cuales grabó los demos de sus primeros hits Soft and Wet.