Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

Phillip Lorca-diCorcia es conocido mundialmente como uno de los renovadores de la fotografía callejera, al mezclar la luz artificial y natural de una manera muy selectiva: su trabajo muestran un accionar reactivo e ilimitado.
Estudió en Yale, pero el mismo declara que “la calle apartó mi trabajo del contexto académico. He trabajado en ella desde que me gradué en la universidad y para mí su encanto es obvio.” Su gusto por la ciudad es evidente al ver sus exposiciones con imágenes de personas comunes, en intensos procesos internos.
En un comienzo, diCorcia no tenía ninguna galería de arte que lo representara, y a nadie parecía interesarle su trabajo. El dinero para la producción lo conseguía a través de becas. Actualmente ha expuesto, entre otros lugares, en Milán, Hannover, Londres, París, Bruselas y Coloni, y también trabaja en varios proyectos, entre ellos la revista de moda “W”.
“No me interesa analizar el proceso mediante el cual llego a un método de trabajo. Cuando trabajas con una metodología el desarrollo de ese método es la mitad del trabajo. El resto es ejecución y modificación”, afirma diCorcia.