La fotógrafa Leslie Zhang regresa a su tierra natal para retratar a los jóvenes gimnastas que entrenan en un gimnasio chino componiendo imágenes casi pictóricas de colores básicos. La puesta en escena y la composición de la serie “Little Flexes” se asocia con los valores de disciplina y orden que deben seguir los deportistas en el interior del recinto mientras practican sus ejercicios: ningún elemento del cuadro es dejado al azar, los planos son abiertos y las líneas rectas atraviesan la imagen o generan una perspectiva. Los cuerpos de los gimnastas no rompen ese orden, más bien contribuyen a generar ángulos y líneas que acompañan los elementos inertes. Solo hay cierto “relax” en aquellas fotos en las que los pequeños atletas no están entrenando activamente, sino que descansan de sus labores deportivas por unos minutos.