El ilustrador británico Patrick Savile afirma haber crecido bajo una “dieta estricta de ciencia ficción y fantasía de los 70”, logrando una combinación explosiva entre la recurrente estética retro, el surrealismo daliniano, el esoterismo de las cartas del Tarot, y capas y capas de talento manejando el lápiz, sea el tradicional o el de la tableta gráfica. Algo que le sirvió para trabajar con grandes clientes, pero que, a la vez, le mantiene con los pies en la tierra colaborando con revistas y proyectos independientes. Veamos que nos cuenta sobre todo esto.

¿Nos puedes contar tus primeros recuerdos de infancia relacionados con tu trabajo actual? ¿Qué o quién te influenció para convertirte en un artista?

Mi padre era diseñador industrial y siempre lo recuerdo alentándome a dibujar; él era muy bueno dibujando autos, estudió para eso. Recuerdo que de pequeño me enojaba mucho no poder dibujar un auto igual a los que él dibujaba. A los 11 años solía ​​ir a su oficina mientras él estaba en el trabajo y dibujar cosas en su computador usando Corel Draw. También hacía mis propias portadas para historias de espías que escribía en clase de inglés. Me gustaba usar el computador para manipular cosas, tenía una de esos viejos Macs azules con el que hacía flyers para eventos que nunca tenían lugar.

Dijiste que te gustaba el “grano” en las imágenes y esa sensación de que algo se había creado físicamente, pero trabajas digitalmente con un iPad. Algunos dicen que si todos usan las mismas herramientas digitales, todo terminará viéndose igual y obtendrán los mismos resultados. ¿Tratas de luchar contra esto o, al menos, lo piensas al crear tus proyectos? ¿Cómo combinas lo digital con lo analógico?

No siempre utilizo un iPad, aunque últimamente he usado más el computador, pero generalmente empiezo mis trabajos a mano y en papel para obtener esas imperfecciones. Depende de cuánto tiempo que tengo para hacer algo: me gustaría utilizar un aerógrafo para muchos proyectos, pero lleva demasiado tiempo y le costaría demasiado al cliente. Mi proceso de trabajo es muy largo y complejo, hasta el punto de que a menudo no llego a comprender cómo he hecho ciertos elementos. Es una buena manera de darle personalidad a mi trabajo, si ni yo mismo puedo reproducir las cosas que he hecho, otras personas tampoco podrán.


La mayoría de tus ilustraciones muestran rasgos propios del surrealismo (mundos de ensueño, formas fluidas y abstractas, etc.), por ejemplo, el dibujo que hiciste para la portada de la revista After Us. ¿Qué conceptos están detrás de estas características en tu caso?

Normalmente esos elementos provienen de mis bocetos en miniatura; si estoy creando algo libremente dedico un tiempo a dibujar ideas para ver qué encaja mejor, nunca consigo el mismo dinamismo si uso directamente el computador. Muchas veces las formas que terminan funcionando con mi estilo son abstractas ya que son de naturaleza ambigua. Crear la atmósfera adecuada es un elemento importante en gran parte de mi trabajo.

También trabajas con símbolos esotéricos y creas cartas del tarot. ¿Podrías hablar sobre esa influencia?

Los símbolos me parecen muy interesantes debido a su ambigüedad con respecto al mundo exterior. El esoterismo está lleno de dobles significados y puntos de vista, me encanta eso. El Tarot ha sido interpretado y reinterpretado a lo largo de la historia para ajustarse a las necesidades de la gente, y eso es lo que hice en el proyecto de las cartas de Tarot que dibujé. Es mi propia visión de los arcanos mayores, quería usar imágenes que eliminaran el elemento humano, por lo que las asociaciones con las cartas eran más amplias. Sentí que las cartas como el Papa, la Emperatriz, etc., tienen mucho peso, yo quería que, de algún modo, las cartas fueran más inclusivas. Utilicé influencias de mazos antiguos de Tarot como el de Thoth, entre otros, y visualmente me inspiré en las cartas italianas del Tarocchi que vi cuando estaba de vacaciones hace un tiempo: cada área de Italia tiene su propio estilo, las cartas son muy bonitas. Después de investigar un poco me di cuenta que en Italia fue donde se crearon las primera cartas del Tarot tal y como las conocemos ahora.

Investigué el simbolismo de cada una de las cartas en una variedad de mazos y reemplacé las imágenes con mis propias imágenes más “elementales”, que supongo que resonaron más conmigo. Por ejemplo, reemplacé El Loco en los mazos tradicionales por El Huevo, ya que es una carta que representa el desconocimiento del mundo que nos rodea. Además, El Desierto, que es una imagen que siempre me ha identificado mucho, reemplaza a El Ahorcado, ya que representa el sacrificio autoimpuesto de conocerse a uno mismo. De todas formas todas las cartas tienen un sentido muy amplio y cada uno puede leerlas como quiera. Mi objetivo es hacer los Arcanos menores en algún momento.


Las portadas de discos que haces son muy similares a las cubiertas de rock progresivo de los años 60 y 70. ¿De dónde viene esta similitud?

Viene de ver muchas de estas portadas cuando era niño, una vez más, debido a la colección de discos de mi padre. También viene de tener libros de Roger Dean y otros artistas de la escena. Mientras estudiaba diseño empecé a conocer a más diseñadores y sentí que, por alguna razón, tenía cierta afinidad con todo lo que se hacía durante los 70, probablemente debido al hecho de que en ese momento estaba muy interesado en los cómics y algunos de mis favoritos eran Moebius, Enki Bilal, y Phillipe Caza. Después de un tiempo me di cuenta de que no podía dibujar como esos tipos, pero que podía usar la misma técnica de aerógrafo, así que seguí esa ruta. Hoy en día no me gusta ser deliberadamente retro, aunque sí de vez en cuando. Intento unir ese estilo con una nueva estética, crear algo nuevo entre esos dos mundos.


Trabajaste algunos años en Cartoon Network y Nickelodeon. ¿Cuál fue tu trabajo durante ese tiempo? ¿Cómo era el proceso creativo cuando trabajabas para esas grandes compañías con reglas tan estrictas?

Hice muchos trabajos internos para la compañía. Mi primer trabajo en Nickelodeon fue ilustrar las nuevas paredes de sus oficinas, distribuidas en dos plantas. Fue un trabajo genial porque tenía cierta libertad. Trabajé con el director de arte dibujando cada pared en largos pedazos de papel con el mayor detalle posible y luego, una vez que todo fue aprobado y firmado, me tomó un par de meses completar todas las paredes. Fue difícil ya que no había hecho nada que requiriera mucha mano de obra, así que la administración del tiempo y del proyecto probablemente no fue la mejor, pero definitivamente me preparó para grandes trabajos como ese en el futuro. Definitivamente es mejor partir siempre sobre el papel para poder recurrir a él cuando quieras.

Has estado involucrado con el mundo editorial en algunas revistas y fanzines. ¿Cuál crees que es el futuro de este sector?

Creo que siempre habrá un lugar para lo impreso. Comprar una revista como Tank Magazine, por ejemplo, nunca será menos emocionante que abrir una aplicación o usar un e-reader, especialmente a medida que evoluciona lo digital. Las publicaciones en blogs o webs son más cotidianas y la publicación física es algo más especial, atemporal. Pasa lo mismo con la música; solo los lanzamientos especiales se disponibilizan en formato físico. En el futuro todo se basará en un modelo de suscripción: tu automóvil, tu refrigerador, tu reproductor de música, los programas de tu computador, la decoración de tu hogar,… todo requerirá una actualización periódica para asegurar el flujo constante de ingresos.

Al suscribirte a una revista al menos recibes algo físico, algo que ocupa un lugar en tu casa y en tu cabeza, como un historial de lectura. Las publicaciones impresas semanales probablemente desaparecerán, pero siempre hay espacio para publicaciones regulares. Berserker Mag de Breakdown Press es un buen ejemplo de una nueva publicación que no hace nada particularmente nuevo, de hecho tiene una estética muy de finales de los 70, pero sí que crea un objeto especial que la gente quiere tener. Siempre habrá un espacio para aquellos que hacen objetos bonitos (o feos), y al igual que hace la industria del cine con los remakes, sería bueno que algunas revistas y publicaciones antiguas revivan. Lo probaron con la revista Omni pero se enfocaron demasiado en hacer dinero. Sea como sea, el mundo siempre va a estar lleno de coleccionistas. Los niños que ahora tienen 4 años quizá encuentran vintage los videos antiguos de Youtube, ¡no sé!. En resumen, no tengo ni idea de lo que puede pasar en el futuro, solo espero que salga pronto un nuevo número de la Berserker.


¿En qué estás trabajando ahora?

Estoy trabajando en algunas portadas de discos para artistas que admiro y respeto. Estoy tratando de entrar en la animación también, pero pintando frame a frame, así que espero poder mostrar algo de eso en aproximadamente una década.