Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

Desde hace 20 años que mucha mujeres de Benin City, ciudad al sur de Nigeria, se trasladan a Italia para ejercer la prostitución. Lo hacen sin papeles, sin dinero y en muy malas condiciones. El objetivo es juntar plata para enviar a sus familias y para eso se ubican en las carreteras, fabrican improvisados moteles y detienen vehículos para trabajar.

Patrizi caminó por esta ruta de comercio sexual, donde se mezcla la trata de personas, la delincuencia, inmigración y pobreza. A pesar de las malas condiciones en que realizan su trabajo, para sus familiares en Nigeria es una buena oportunidad: trabajan en Europa, envían dinero y les ayudan a superar los graves problemas con que conviven a diario en África.