MIA es una de esas artistas que siempre nos muestran una mirada diferente en el mundo del pop. Su estampa es claramente de corte político y siempre aprovecha muy bien su música y su producción visual para la protesta y el mensaje activista.

Esta vez no es la excepción, sin embargo sus entregas anteriores han sido de una calidad superlativa, por lo que es difícil poder superar esos trabajos anteriores. Si miramos, por ejemplo, el gran trabajo visual en su videoclip anterior, Bordersdel álbum AIM, veremos que el despliegue, puesta en escena y estética dejan la vara muy alta.

P.O.W.A. destaca por un muy buen juego del color y el movimiento, haciendo metafórica alusión al muro de Donald Trump con una muy bien desplegada coreografía.

En la letra de la canción menciona a divas del pop: “No soy Rihanna, ni Madonna, ni Mariah, ni Ariana, declara; con la intención de criticar los  estándares del pop más mainstream. Hay que destacar que sus dos últimas entregas audiovisuales han sido dirigidas por ella misma, mostrándonos otra faceta de su inmensa creatividad como artista. Esperemos que en su próxima entrega nos vuelva a sorprender.