Mr. Cartoon

Varios | Por hace 6 años.
Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

Mister Cartoon

Con la tinta en la sangre
Texto: Tamara Meruane.

“Cada persona tiene una historia diferente y su piel refleja su historia”

“El tatuaje es la única pintura que despierta al borracho, que tiene una opinión, que huele”


Sus diseños han sido plasmados en poleras, celulares, relojes y carátulas de cd’s. Se inició en la calle pintando grafiti y tuvo trabajos tan curiosos como el de dibujante en la revista Hustler. Recogiendo los íconos gangster de Los Ángeles, fue aprendiendo la técnica del tatuaje y haciéndose respetado en esta profesión, en la que se hizo mundialmente conocido el día que Eminem lo visitó y le pidió que le tatuara a su hija en el brazo derecho. Ése fue el inicio de la historia en los medios, pero su tinta venía chorreando y dejando una estela desde mucho antes.

Como un doctor que se prepara para una operación, Mr. Cartoon (XX) se pone sus guantes estériles y se sienta, prende su máquina para hacer tatuajes y el ruido incesante de la aguja no para. Puede ser una espalda completa, una cabeza rapada o el trasero de una bella chica, cualquier parte de la piel sirve para plasmar símbolos como payasos, lágrimas o telas de araña, que se han convertido en parte de la cultura de Los Ángeles, pero sus principales clientes son los pandilleros que abundan en esa ciudad. Bandas de Gangsters de las cuales él formó parte antes y con los que pintó ilegalmente cuanta muralla encontró, situación que lo dejó un par de veces tras las rejas y en donde recogió las imágenes y tipografías carcelarias que más tarde pintaría en su propia piel: “empecé haciéndome una gran cantidad de tatuajes a mí mismo y comencé a pasar mucho tiempo en un local de tatuajes llamado Spotlight Tattoo. Durante un par de años me dediqué a observar antes de empezar a tatuar a otros. Así pasó el tiempo y durante tres años aprendí y me inspiré en tatuadores de la vieja escuela como Jack Rudy, Baby Ray o Soryama”, cuenta a JOIA Magazine mientras viaja en su auto desde Nueva York a Boston, donde participó en un evento de Nike.

Lo que realmente hace especial a este tatuador, es que es capaz de llevar sus diseños a los soportes más variados: camiones Toyota, celulares Samsung, relojes G-Shock, zapatillas Nike o carátulas de cd’s de diversos artistas. Todos con diseños únicos y tipografías fluidas que ya se han transformado en una marca reconocida en el mundo y que además representan la cultura de Los Ángeles.



Pintas rosas, autos, payasos, lágrimas y líneas delgadas. ?Cómo estas imágenes, que podrían parecer más bien femeninas, se transforman en iconografía gángster?

-Se transforman en eso debido a su significado. Los payasos representan los tiempos buenos y malos, las victorias y los fracasos, las risas y las lágrimas, la pobreza y los éxitos, son la máscara que cada hombre lleva para ocultar los sentimientos en la calle y en el hogar. Las lágrimas reflejan la pérdida de amigos, de la familia y también pueden ser lágrimas de alegría. Las rosas son las mujeres y el dolor, la belleza con las espinas.

A propósito de rosas, ?por qué no utilizas color en tus tatuajes?

-Hago mis tatuajes a través de una delgada aguja que me permite hacer líneas finas, en un estilo tradicional en negro y gris. Me encantan los tatuajes así y bueno, es todo lo que tengo, así que me atengo a lo que sé.

-Como tatuador tienes mucha cercanía con la piel, ?qué diferencia hay entre los diversos tipos de piel y qué pueden reflejar del interior de cada persona?

Cada persona tiene una historia diferente y su piel refleja su historia. He tatuado a endurecidos trabajadores de la construcción, a mimadas amas de casa y todos los que están entremedio. El tatuaje es la única pintura que despierta al borracho, que tiene una opinión, que huele, que sangra, que es barata y la única que es permanente.

El tatuador de las estrellas



Los 80s estaban llegando a su fin, en la radio sonaba Beastie Boys y N.W.A, las mujeres se hacían peinados que casi tocaban el cielo, Mr. Cartoon pintaba grafitis en las paredes de Los Ángeles y una que otra vez tenía que escapar de la policía. Igualmente tenía que escabullirse cuando paseaba con alguno de sus low riders haciendo trucos y compitiendo por las calles de la ciudad. Esta pasión, que aún mantiene, le dio lo que él denomina un “trabajo soñado”. Un día fue a mirar una de las típicas muestras de autos “tuneados” y aprovechó de pintar algunas poleras con aérografo, fue así como algunos de los encargados de Hustler Magazine que andaban rondando por ahí vieron las camisetas y le ofrecieron de inmediato trabajo como dibujante en la revista. Disfrutó un par de años trabajando ahí hasta que descubrió el arte del tatuaje, el cual lo ha llevado a pintar sobre diferentes celebridades de talla mundial.

A los primeros famosos que tatuó fue a los integrantes del grupo Cypress Hill. Su amigo, el fotógrafo Estevan Oriol (JOIA_08), quien se ha dedicado durante años a retratarlo a él y su trabajo, paralelamente manejaba la gira del grupo, así es que los llevó al estudio de Mr. Cartoon para que se tatuaran con él. Ese fue el instante en que comenzó su íntima relación con las celebridades. Eso sí, fue en el momento en que Eminem tocó a su puerta cuando definitivamente se convirtió en el tatuador favorito de los famosos. Luego del tatuaje que le realizó al rapero de la cara de su hija en el brazo derecho, fue entrevistado por Entertainment Weekly, Details, GQ, Vogue y hasta Elle Magazine de Corea, medios que nunca se habían interesado por mostrar a artistas de este tipo en sus páginas. Con esta visita logró subir considerablemente sus tarifas y multiplicar la clientela: hoy las esperas para dibujarse con él son de al menos seis meses: “la visita de Eminem me estimuló mucho. Él llegó al estudio para ser tatuado y siempre se mantuvo humilde frente al retrato que le hice de su hija. Hasta estos días, es uno de mis grandes tatuajes. Después de que lo tatué se convirtió en la pancarta publicitaria más grande para mi trabajo”. Además de pintar a este músico, tiene un largo listado que incluye a Beyonce, Christina Aguilera, 50 Cent, Justin Timberlake y Travis Barker, entre otros.

Pero no sólo tatúa a gente conocida. En su estudio, que es un pequeño museo, un departamento de arte, y una tienda de tatuajes —del que sólo se sabe de “boca en boca”, por lo escondido que se encuentra— todos los días llegan mujeres, hombres y jóvenes que buscan marcar parte de su historia con un dibujo en su piel.



?Crees que un tatuaje marca un antes y un después para una persona?

-A veces, pero para mí representa una expresión propia, una forma de lealtad y, por supuesto, un -compromiso con mi estilo de vida.

Si alguien no supiera qué tatuarse, ?qué le aconsejarías?

-Desgraciadamente antes de tatuar no diseño nada en un papel, porque utilizo lápiz y tinta directamente sobre la piel. De hecho, acostumbro a dibujar la idea que tienes en mente mientras te sientas en la silla.

Qué te gusta más: ?una mujer con o sin tatuajes?

-Mi esposa tiene toda su espalda tatuada por mí. Yo amo a las mujeres con tatuajes. Su tatuaje tiene el nombre de nuestros hijos, Julia, Estevan y Liliana, rodeando a la virgen María.