Cargando galería...

A principios de esta semana, la nueva dupla cinematrográfica de Leo Mena y Álvaro Puentes, estrenó el cortometraje Putito. La pieza audiovisual tiene como protagonista a Jose Carlo, un prostituto chileno que se ha hecho conocido por entrevistas y blog donde cuenta detalles sobre su trabajo con un orgullo inusual. Álvaro y Leo conversaron con JOIA sobre la producción del corto y nos dieron la oportunidad de entregarle de manera exclusiva a nuestros lectores la version no censurada de PUTITO, la que puedes ver dando click acá, ingresando el pass: PUTITO

eeeee

1. ¿Cómo conocieron a Jose Carlo y que les llamó la atención de su historia?

Leo: Conocí a Jose Carlo en Grindr. Lo primero que me llamó la atención fue el orgullo y desparpajo con el que comentaba su profesión. Automáticamente me pareció una persona interesante: alguien que, con tan pocos años, tuviese claro su discurso y que este discurso sea tan subversivo, en relación a las conductas sexuales, probablemente lo más sagrado en nuestra civilización. Siendo más amigos me mostró un material Post Porno que había grabado. Eran 5 minutos de Jose Carlo haciendo una mamada, con un texto sobreimpreso que hablaba de feminismo. En paralelo había estado conversando con Álvaro sobre el trabajo en dupla y le comenté sobre el trabajo de Jose Carlo. Le pedimos que escribiera un texto y empezamos a trabajar la visual que lo acompañara.

ALVARO: Lo que más me llama la atención del protagonista, es la mirada anárquica con la que evalúa las situaciones. Me parece destacable su interés intelectual real y activo en contraposición a la formalidad conservadora de los circuitos académicos universitarios.

2. ¿Qué cercanía tienen con movimientos feministas o de disidencia sexual como los que pertenece Jose Carlo?

ALVARO: Desde chico me he sentido muy cercano a diferentes iniciativas que promuevan la igualdad o la lucha de sectores oprimidos . Ahora, particularmente el feminismo ha llamado mi atención los últimos 3 años de mi vida y he ido poco a poco reconstruyendo mi propia masculinidad para intentar comprender hasta que punto genéticamente soy hombre y hasta que punto mi funcionamiento es cultural.

3. Sobre la producción, ¿Qué complicaciones o problemática trajo la filmación de Putito?

Leo: La clásica, inexistencia de presupuesto. Además montar sexo es agotador. Altera tu propia sexualidad, en mi caso, hastiándola. Yo he visto sexo gay muchas veces, sólo que nunca tantas horas seguidas.

Alvaro: La única dificultad concreta fue encontrar a un cliente para Jose Carlo, que accediera a tener sexo real frente a una cámara. Finalmente ese detalle sólo fue cosa de tiempo.

4. ¿Qué opinan de la censura y en especial en la publicación de este corto?

LEO: Siempre supimos q compartiendo en redes sociales la censura se iba a volver inexorable. Las redes sociales tienen medidas bastante estrictas con temas sexuales y de droga, y nuestra pieza tenía bastante de ambos, así q fue algo medio asumido.
ALVARO: Aunque entiendo la lógica de la censura, siempre me va a parecer absurda, pues por lo general responde a un simplismo paternalista que la sostiene como algo moralmente superior. Creo que con la entrega de información abierta y responsable es posible educar a los más jóvenes para que tengan su propia opinión respecto de los temas que a la sociedad le parecen conflictivos.

La dupla planea enviar el cortometraje al circuito internacional y participar en algunos festivales. En lo personal, Leo quiere profundizar sus conocimientos en guión audiovisual y Álvaro tiene en mente una película. La segunda entrega del dúo será un video clip para Nicole pero planean seguir trabajando juntos en este y otros proyectos que los tienen entusiasmados.