Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

El 8 de abril de 1994 una bala de escopeta en la cabeza de Kurt Cobain terminó para siempre con el grunge. Lejos del brillo y glam de los 80, los noventa comenzaron con tipos chascones, camisas a cuadros y guitarras distorsionadas.

Seattle, una ciudad desconocida de Washington, fue el centro de un movimiento que catapultó a grupos como Nirvana, Sonic Youth, Pixies o Dinosaur Jr. a ser conocidos mundialmente, a pesar de su vocación contracultural.

En el momento preciso, Michael Lavine llega a la ciudad y logra retratar a los protagonistas de la escena y reunirlos en su libro “Grunge”. Su amistad con Kurt Cobain le permite llegar hasta los grupos más importantes, realizando algunas de las carátulas y retratos más característicos de esos años.

Aquí tenemos una selección de fotografías del libro que además tiene textos de Thurston Joseph Moore. (http://www.michaellavine.com/)