Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

Meir tiene 34 años. Está casado con Nava, tiene 6 hijos y es judío ortodoxo. Lo raro es que también es surfista. Desde niño que ama el mar. A los 12 años empezó a surfear y a los 21 se fue a recorrer las olas por todo el mundo. Aunque creció en una familia secular, pudo combinar sus estudios religiosos con su pasión por el mar.

Los códigos de vestimenta, que son muy estrictos, complican un poco a la hora de entrar al mar, pero Meir a logrado combinar todo. Su esposa, que conoció en Filipinas, se convirtió al judaísmo y hoy viven en el centro ortodoxo de Jerusalem. Gai Shtienberg, escritor y surfista israelí, realizó esta serie de fotografías y reportaje en una estadía de seis meses junto a Meir. Aquí se puede ver más.