Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

La artista estadounidense Magda Sayeg llevó su pasión por tejer a las calles, interviniendo de manera hermosa diversos lugares. Así sacó a la lana del costurero y el closet, donde dormía en forma de chalecos o bufandas, y la llevó a los espacios exteriores de la vida cotidiana.

Con su arte viste árboles y cuerpos de metal y hormigón, que no necesitan de abrigo, pero que con sus vestimentas transmiten calidez y fantasía a quienes pasan a su lado. China, Italia, Inglaterra, Alemania, Suecia, México y muchos otros países ya han disfrutado de sus tejidos.

A la espera de que un día se de una vuelta por Chile y le haga un gorrito a los leones de Providencia o algo así, te dejamos con estas fotos.