Cargando galería...
Los bordados de James Merry no pasan de moda
Los bordados de James Merry no pasan de moda
Los bordados de James Merry no pasan de moda
Los bordados de James Merry no pasan de moda
Los bordados de James Merry no pasan de moda
Los bordados de James Merry no pasan de moda
Los bordados de James Merry no pasan de moda
Los bordados de James Merry no pasan de moda
Los bordados de James Merry no pasan de moda
Los bordados de James Merry no pasan de moda
Los bordados de James Merry no pasan de moda
Los bordados de James Merry no pasan de moda
Los bordados de James Merry no pasan de moda
Los bordados de James Merry no pasan de moda
Los bordados de James Merry no pasan de moda
Los bordados de James Merry no pasan de moda


James Merry es mundialmente conocido por ser el creador de muchos de los vestidos y outfits con los que Björk nos sorprende en sus videos y apariciones públicas. De hecho, vive en Islandia desde 2009 para poder colaborar con la artista más estrechamente. Hace un tiempo que, además, también nos fijamos en él por sus bordados florales en prendas deportivas vintage de marcas como Fila, Nike, Adidas, Puma, Umbro o Reebok. Aunque su talento con la aguja y el hilo está demostrado, Merry es completamente autodidacta en el campo de la costura y el bordado, estudió Griego Clásico en la Universidad de Oxford.




Su trabajo con estos logos que ya forman parte de nuestro imaginario colectivo es como si alguien hubiera plantado una semilla en ellos y la hubiera regado hasta que una flor o una hortaliza hubiera crecido en ellos. Para Merry lo importante es el proceso de “transformación” a la que algo es sometido para convertirse en otra cosa completamente distinta. La naturaleza es mágica y crece imparable o nace inesperada donde no nadie prevé que pase, lo mismo sucede en estos bordados. Lo rígido, lo estático, lo inerte, se transforma en algo vivo y bello, que lo acerca a otra parte de nosotros, nuestra conexión con el entorno.