El fotógrafo chileno Carlos Hevia es una persona de exteriores. Le gusta estar al aire libre sacando fotos para su portafolio personal, de su día a día, de sus viajes, o en matrimonios, imágenes en las que también se hace evidente una visión muy personal como fotodocumentalista.


En sus series Archipiélagos I (en Chiloé) y Archipiélagos II (en diversos países de Europa) muestra su paso por estas islas o territorios unidos a continentes solo por pedazos de tierra. Sólo está de paso, los recorre con su cámara, muestra su propia historia, sus costas, sus habitantes,… como un mero observador que no entorpece en la vida de cada lugar. Detalles, instantes y anécdotas que definen el carácter curioso de Hevia, así como a idiosincrasia de aquellos que residen en estas islas.