Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

Talcahuano Post Terremoto
Texto: Álvaro Puentes – Fotógrafo de Joia Magazine

No hay mucho que decir, la situación no ha cambiado, sólo ha cambiado el lugar de los sucesos. Ayer nos dirigimos a Talcahuano junto a Thomas Hoepker (fotógrafo de magnum) y estuvimos hasta que impusieron el toque de queda; allá la situación es realmente caótica, las fábricas y bodegas de la zona estaban siendo saqueadas en ese mismo minuto…parecía ser que los militares y la policía se los permitía, no me lo explicaba hasta que me detuve a conversar con algunas personas que me encararon duramente por estar haciendo fotos, luego de explicarles que nuestra intención era simplemente informar de la situación en algunos medios independientes, debido a que los medios oficiales estaban entregando la información de manera truncada, accedieron a llevarnos hasta donde vivían…

1

Caminamos un par de cuadras hasta el lugar que había sido más afectado por las marejadas, las que técnicamente no han sido denominadas como tsunami. Nos encontramos frente a un lugar totalmente destruido, algunos barcos pasaron entre las casas golpeándolas hasta dejarlas en el suelo, sin embargo según me comentaron, nadie de la población aledaña al mar resultó fallecida ya que a pesar de que la marina les dijo que no había alerta de tsunami, decidieron subir al cerro por precaución. 15 minutos bastaron para que una ola de más de 5 metros ingresara al sector, acompañada de desechos, barro y un centenar de sacos de harina de pescado de más de 200 kilos que quedaron desparramados por todo el sector portuario.

El Centro de Talcahuano y sus principales vías comerciales quedaron inutilizadas, el tendido eléctrico flota a una altura de no más de un metro y el intenso olor a desechos de pescado y ácido sulfúrico prácticamente nos quemaba la nariz, por lo que tuvimos que usar las mascarillas que nos suministró la PDI, siendo esto ?- por lo demás- un requerimiento para ingresar al centro de la comuna.

2

En resumen, el panorama en la zona es aun más negro, si bien los primeros días estaba un poco shockeado por la agresividad y poca solidaridad de la gente respecto de sus damnificados conciudadanos, esta vez comprendí que la necesidad en algunos lugares era extrema y el saqueo simplemente responde a una psicosis general de una población afectada por una de las catástrofes más duras de la historia de nuestro país. Es cierto, no podemos permitir que ocurran este tipo de atropellos, mucho menos si la misma gente se está robando entre sí, lo poco y nada que les queda, pero insisto: ?será la mano dura del ejercito la forma correcta de ordenar las cosas ahora y en el futuro?, he oído a gente hablar de la necesidad de tener armas en las casas… no sé a ustedes, a mi me parece que mientras menos armas existan, más protegidos estaremos.

No sé que comentar al respecto, simplemente les cuento lo que viví y les dejo las fotos, estos días después de ver todo lo sucedido tengo un centenar de contradicciones dando vueltas en mi cabeza, sólo espero que en un futuro cercano terminemos con la desigualdad.

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14