Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

Charles Lutwidge Dodgson fue un lógico, diácono anglicano, fotógrafo y escritor. Para publicar sus novelas usaba un seudónimo con el que se hizo conocido y pasó a la historia: Lewis Carroll. Tartamudo, sordo de un oído y con diagnóstico de epilepsia, no tuvo muchos problemas para convertirse en profesor de matemáticas y pasar a la historia como el creador de Alicia en el país de las maravillas. Muchos creen que Alicia fue inspirada en su niña-modelo favorita Alice Lidell.

Carroll intentó en toda su obra la búsqueda de la belleza y la inocencia como un estado de gracia, una forma de recuperar la inocencia perdida en una niñez difícil y oscura que le tocó vivir. Su fotografía le trajo  problemas con la sociedad y con su familia anglicana ya que esta búsqueda rozaba, peligrosamente, una mirada pedófila, rumor que lo acompañó siempre. Logró tener un estudio propio, sin embargo mucha de su obra fue destruida por diversas razones. Hasta que la fotógrafa, y discípula, Julia Margaret Cameron recopiló su obra reivindicando su imagen.