Cargando galería...
Las sorprendentes esculturas de Katharina Fritsch
Las sorprendentes esculturas de Katharina Fritsch
Las sorprendentes esculturas de Katharina Fritsch
Las sorprendentes esculturas de Katharina Fritsch
Las sorprendentes esculturas de Katharina Fritsch
Las sorprendentes esculturas de Katharina Fritsch
Las sorprendentes esculturas de Katharina Fritsch
Las sorprendentes esculturas de Katharina Fritsch
Las sorprendentes esculturas de Katharina Fritsch
Las sorprendentes esculturas de Katharina Fritsch
Las sorprendentes esculturas de Katharina Fritsch
Las sorprendentes esculturas de Katharina Fritsch
Las sorprendentes esculturas de Katharina Fritsch
Las sorprendentes esculturas de Katharina Fritsch
Las sorprendentes esculturas de Katharina Fritsch
Las sorprendentes esculturas de Katharina Fritsch
Las sorprendentes esculturas de Katharina Fritsch
Las sorprendentes esculturas de Katharina Fritsch
Las sorprendentes esculturas de Katharina Fritsch

fritsch25
¿Qué harías si viajas a Londres y te encuentras con un gallo azul gigante en Trafalgar Square? O si paseando por la Bienal de Venecia te topas con un círculo de ratas negras de grandes dimensiones? Probablemente estés ante una de las obras de Katharina Fritsch.

A mediados de la década de los 80, esta escultora alemana tomó relevancia en el mundo artístico gracias a sus esculturas a tamaño real de elefantes de todos los colores que expuso en Düsseldorf bajo el nombre “Aus Von Hier” (De aquí en adelante). La exposición fue bastante premonitoria ya que a partir de ese momento expuso en salas de gran renombre como el Museo de Arte Moderno de Nueva York, o el Tate Modern de Londres.

005-katharina-fritsch-theredlist
Lo que Fritsch representa en sus esculturas son objetos, animales, elementos o personas que nos son fáciles de reconocer o de relacionar con nuestra vida cotidiana, pero los aleja de nosotros a través de su monocromía discordante, de sus dimensiones o de su colocación en el espacio de forma repetitiva. Eso nos hace plantearnos que el mensaje que nos quiere transmitir no es tan real como podríamos imaginar. Así, la artista, juega con nuestro inconsciente. Apela al folclor, a la literatura, a los mitos, a la religión, pero le da un enfoque distinto a la forma o al objeto, situándola “entre el minimalismo y la cultura pop”. La responsabilidad de adivinar el concepto o el significado que se oculta tras cada pieza de la alemana está en nosotros.