Cargando galería...
Las sabrosas y dulces construcciones de Sam Kaplan
Las sabrosas y dulces construcciones de Sam Kaplan
Las sabrosas y dulces construcciones de Sam Kaplan
Las sabrosas y dulces construcciones de Sam Kaplan
Las sabrosas y dulces construcciones de Sam Kaplan
Las sabrosas y dulces construcciones de Sam Kaplan
Las sabrosas y dulces construcciones de Sam Kaplan
Las sabrosas y dulces construcciones de Sam Kaplan
Las sabrosas y dulces construcciones de Sam Kaplan
Las sabrosas y dulces construcciones de Sam Kaplan
Las sabrosas y dulces construcciones de Sam Kaplan
Las sabrosas y dulces construcciones de Sam Kaplan
Las sabrosas y dulces construcciones de Sam Kaplan
Las sabrosas y dulces construcciones de Sam Kaplan
Las sabrosas y dulces construcciones de Sam Kaplan
Las sabrosas y dulces construcciones de Sam Kaplan
Las sabrosas y dulces construcciones de Sam Kaplan
Las sabrosas y dulces construcciones de Sam Kaplan
Las sabrosas y dulces construcciones de Sam Kaplan
Las sabrosas y dulces construcciones de Sam Kaplan
Las sabrosas y dulces construcciones de Sam Kaplan
Las sabrosas y dulces construcciones de Sam Kaplan

sam-kaplan-pits-pyramids-food-art-designboom-01

Parece que este fotógrafo se define bajo dos conceptos: perfeccionista y goloso. Sam Kaplan, nacido en Boston pero afincado actualmente en Nueva York, organiza los alimentos más apetecibles en estructuras arquitectónicas con sus “piezas” perfectamente colocadas en la serie “Pits and Pyramids”. Las pirámides, torres y hoyos hechos con caramelos, galletas, tortas, o sandwiches de jamón y queso cortados al milímetro, forman también patrones de color y geometrías que a más de uno le gustaría hincarles el diente y que modifican nuestro concepto de los materiales de construcción.

A simple vista parece que estas construcciones dignas de un buen arquitecto están hechas mediante la intervención de alguna herramienta digital, pero no es así. Todos los elementos de las imágenes son reales y están dispuestos delante de la cámara formando las pirámides. El resultado final, la imagen, sí que se somete a un proceso de retoque digital del color, brillo, etc., pero eso es todo. Kaplan confirma orgulloso esta metodología de trabajo en la serie fotográfica y reconoce que puede ser debido a su formación artística, más decantada hacía la escultura que hacia la fotografía.

Screen Shot 2015-09-25 at 1.44.08 PM

Es obvio, por esta serie y por sus otros trabajos como fotógrafo, que le interesan las formas, los patrones, los diseños y las gamas cromáticas que se pueden formar con todo tipo de objetos y elementos. Todo sirve: alimentos, líquidos, herramientas de carpintería, sobres de FedEx, juguetes sexuales, velas, hilo dental, bombillas, ampolletas, esmaltes de uña, aviones de juguete, palos de golf, muñecos, teléfonos, y un sin fin más de cosas que encontrarás perfectamente colocadas en sus fotografías formando un esquema inesperado. Nadie le pone límites.

La estética de Kaplan y el uso de objetos de la cultura popular está relacionada con la tendencia Neo Pop de la que hablamos en el reportaje especial de JOIA 39. Sus bellezas muertas son muy similares a las de Stephanie Gonot, en portada de la última edición. ¡No te pierdas su trabajo!