Más de uno de ustedes habrá escuchado y visto el revuelo mediático que generó ayer la Superbowl 2017, (como todos los años), sin embargo, este año se le sumó un nuevo ingrediente a este super show mediático del gigante de Norte América. Las polémicas declaraciones y las políticas del nuevo presidente de los Estados Unidos han abierto la discusión y puesto en los medios el tema de la inmigración, la exclusión y el racismo. Es por eso que varias marcas dirigieron su creatividad para desmarcarse de este discurso que divide al país. Es muy importante tener en cuenta que si bien cada empresa despliega su mensaje por medio de una campaña -para beneficio propio, claro está-, este año la maquinaria de la publicidad o, al menos, gran parte de ella dio un mensaje claro: el racismo y la exclusión no es buena, ni para la humanidad, ni para el negocio.

Para lograr esto crearon ingeniosos vídeos mostrando historias de inmigrantes, discursos de inclusión y de rechazo al racismo. Incluso Coca-Cola creó un spot publicitario en donde se canta en todo el mundo una canción muy idiosincrática de Estados Unidos en diferentes idiomas. Es un spot muy meloso y gringo, por lo que no creo que valga la pena verlo acá.

A continuación les comparto los spots que más me impactaron.

Lumber 84 –  Journey 84

Este comercial fue el mas polémico debido a su contenido pro-inmigración mexicana, en respuesta directa a la política de Donald Trump. Sin embargo, la cadena Fox ordenó cortarlo y reducir su contenido. En respuesta la compañía Lumber84 pasó un clip introductorio y creó una página en donde se libera un spot a modo de cortometraje de mas de cinco minutos de duración.

Budweiser – “Born The Hard Way”

Este comercial retrata la vida del fundador de la compañía, un alemán que llega a América en 1857 y recibe malos tratos por parte de los locales.

AirBnB – We Accept

Este simple pero efectivo spot combina caras de personas de diferentes razas y nacionalidades para dar un mensaje claro de aceptación de inclusion global.