Cargando galería...
La serie “Suburbia” del fotógrafo Arnau Bach
La serie “Suburbia” del fotógrafo Arnau Bach
La serie “Suburbia” del fotógrafo Arnau Bach
La serie “Suburbia” del fotógrafo Arnau Bach
La serie “Suburbia” del fotógrafo Arnau Bach
La serie “Suburbia” del fotógrafo Arnau Bach
La serie “Suburbia” del fotógrafo Arnau Bach
La serie “Suburbia” del fotógrafo Arnau Bach
La serie “Suburbia” del fotógrafo Arnau Bach
La serie “Suburbia” del fotógrafo Arnau Bach
La serie “Suburbia” del fotógrafo Arnau Bach
La serie “Suburbia” del fotógrafo Arnau Bach
La serie “Suburbia” del fotógrafo Arnau Bach
La serie “Suburbia” del fotógrafo Arnau Bach
La serie “Suburbia” del fotógrafo Arnau Bach
La serie “Suburbia” del fotógrafo Arnau Bach
La serie “Suburbia” del fotógrafo Arnau Bach
La serie “Suburbia” del fotógrafo Arnau Bach
La serie “Suburbia” del fotógrafo Arnau Bach
La serie “Suburbia” del fotógrafo Arnau Bach
La serie “Suburbia” del fotógrafo Arnau Bach
La serie “Suburbia” del fotógrafo Arnau Bach
La serie “Suburbia” del fotógrafo Arnau Bach
La serie “Suburbia” del fotógrafo Arnau Bach
La serie “Suburbia” del fotógrafo Arnau Bach

Suburbia023

Hace unos días hablamos de la serie fotográfica “Capital” de Arnau Bach, un fotoperiodista que dejó su trabajo en periódicos españoles de prestigio nacional, para dedicarse a sus proyectos personales y a la vida “freelance”. “Suburbia” es otro de sus proyectos realizados a lo largo de unos 8 años de visitar uno de los suburbios más poblados de París. Viendo las imágenes podrías pensar en un país en vías de desarrollo en el que la delincuencia es el pan de cada día. Pero los protagonistas de la serie son habitantes de la zona periférica de la “romántica” capital francesa.

Como el mismo Bach explica en su web, en octubre de 2005, en este suburbio de París llamado Clichy-sous-Bois, dos jóvenes de 15 y 17 años murieron electrocutados mientras se escondían de la policía en el interior de un transformador eléctrico. Sus muertes desataron la ira de los habitantes del suburbio provocando altercados violentos en las calles que obligaron a la policía a adentrarse en el área y a tratar de reprimir la ola de violencia. A pesar de sus intentos el conflicto se extendió a otros suburbios y atrajo a medios nacionales e internacionales, los cuales cubrieron ampliamente la noticia y despertaron alarmas sobre la situación social y económica de esas áreas de París.

Suburbia012

Lamentablemente la atención que recibieron los habitantes de los suburbios no duró eternamente, y el estado lo cubrió como una problemática puntual y no como una consecuencia del abandono que sufre la periferia de la ciudad. Bach visitó uno de estos suburbios, Seine-Saint-Denis (el departamento 93) durante los años posteriores a los altercados, en períodos dentro de los años 2006, 2007, 2010 y 2012, para plasmar en sus imágenes la situación en la que vivían aún sus habitantes. La cosa no había cambiado mucho; falta absoluta de infraestructuras, desatención de los habitantes en cuanto a servicios y espacios de recreación, violencia en las calles, delincuencia, etc.

Aún así, Bach también quiso mostrar en sus fotos en blanco y negro, la cara amable de los habitantes de la zona, realizando actividades cotidianas o interactuando en la celebración de un matrimonio.