Desde hace unos días los visitantes del Greater Columbus Convention Center pueden ver su propia cara proyectada en una escultura de LED interactiva en 3D de unos tres metros de alto gracias a la instalación de

r” target=”_blank”>Matthew Mohr.

La escultura comprende casi 360º de una “cabeza”, dejando una parte abierta por detrás para que todo aquel que quiera verse en grandes dimensiones, tome una foto de su cara y espere para verla reflejada en la instalación audiovisual. Esta obra permite hacer un retrato global de los habitantes de la ciudad y de su diversidad.

“As We Are” está relacionada con otras esculturas públicas centradas en el cuerpo, concretamente la réplica en franjas de David Cerny de la cabeza de Franz Kafka en Praga, o Crown Fountain en Chicago de Jaume Plensa, que también muestra un conjunto de rostros giratorios en una serie de pantallas LED.