Cargando galería...
La cultura del bowling en High Rollers
La cultura del bowling en High Rollers
La cultura del bowling en High Rollers
La cultura del bowling en High Rollers
La cultura del bowling en High Rollers
La cultura del bowling en High Rollers
La cultura del bowling en High Rollers
La cultura del bowling en High Rollers
La cultura del bowling en High Rollers
La cultura del bowling en High Rollers
La cultura del bowling en High Rollers
La cultura del bowling en High Rollers
La cultura del bowling en High Rollers
La cultura del bowling en High Rollers
La cultura del bowling en High Rollers
La cultura del bowling en High Rollers
La cultura del bowling en High Rollers
La cultura del bowling en High Rollers
La cultura del bowling en High Rollers
La cultura del bowling en High Rollers
La cultura del bowling en High Rollers
La cultura del bowling en High Rollers

glasfurdwalker_highrollers_0011_12

High Rollers es un local de bowling, pizza y cerveza. Aseguran que es la pista de bowling más alta de Canadá al estar ubicada entre las montañas rocosas de Banff en la provincia de Alberta. Es un lugar para llegar de la montaña, colgar los esquís, patines, botas y hacer nuevos amigos en un espacio agradable.

Con una propuesta visual realizada por la boutique de diseño Glasfurd and Walker, High Rollers pretende traer a la actualidad la época dorada de la cultura del bowling. Para ello utilizan a una mujer como personaje, quien disfruta el juego y se encarga de dar personalidad al lugar.

glasfurdwalker_highrollers_0005_6

El logotipo es simple, usa la típica construcción de la tipografía unida por ligaduras con inclinación en 20 grados, muy utilizada en los años 50 en este tipo de locales. El color del logotipo es principalmente el rojo para los materiales impresos y se adapta a distintos soportes como el neón, la madera y otros elementos volumétricos, sin perder la misma estética.

glasfurdwalker_highrollers_0008_9

En su identidad utiliza los colores rojo y turquesa oscuro como tonos predominantes, los cuales se apoyan en distintas aplicaciones e ilustraciones para mantener a los visitantes dentro de un ambiente representativo de la cultura del bowling.

Los espacios toman la identidad y la mezclan con elementos modernos para mantener el concepto central con una mirada actual pero bajo los mismos valores de hace 60 años.