Cargando galería...
Kidult expone “Visual Rape” solo 2 días en Tokyo
Kidult expone “Visual Rape” solo 2 días en Tokyo
Kidult expone “Visual Rape” solo 2 días en Tokyo
Kidult expone “Visual Rape” solo 2 días en Tokyo
Kidult expone “Visual Rape” solo 2 días en Tokyo
Kidult expone “Visual Rape” solo 2 días en Tokyo
Kidult expone “Visual Rape” solo 2 días en Tokyo
Kidult expone “Visual Rape” solo 2 días en Tokyo
Kidult expone “Visual Rape” solo 2 días en Tokyo
Kidult expone “Visual Rape” solo 2 días en Tokyo
Kidult expone “Visual Rape” solo 2 días en Tokyo
Kidult expone “Visual Rape” solo 2 días en Tokyo
Kidult expone “Visual Rape” solo 2 días en Tokyo
Kidult expone “Visual Rape” solo 2 días en Tokyo
Kidult expone “Visual Rape” solo 2 días en Tokyo
Kidult expone “Visual Rape” solo 2 días en Tokyo
Kidult expone “Visual Rape” solo 2 días en Tokyo
Kidult expone “Visual Rape” solo 2 días en Tokyo
Kidult expone “Visual Rape” solo 2 días en Tokyo
Kidult expone “Visual Rape” solo 2 días en Tokyo

Si fuiste tan afortunado como para estar en Tokyo este fin de semana, tienes que saber que tuviste la oportunidad de acudir a la exposición “Visual Rape” del polémico artista del grafitti Kidult. Si te lo perdiste, te mostramos algunas fotos del “espectáculo visual” al estilo Banksy, y el teaser que promocionaba la exposición.

Todas las obras expuestas tenían un componente de crítica social y política, sobre todo contra países como Estados Unidos, Reino Unido y Francia, a los que se “premiaba” por su capitalismo exacerbado, sus guerras, y todos los muertos que con ellas han provocado. Lo que dio a conocer la exposición y llamó la atención de muchos transeúntes de ciudades como Paris, Nueva York, o Tokyo, fue el poster promocional de “Visual Rape”, con varias imágenes de Donald Trump vistiendo una polera de Supreme. Los ciudadanos de esos lugares se ocuparon de hacer publicidad gratuita a Kidult, compartiendo la imagen en sus redes sociales.

KIDULT-VISUAL-RAPE-13
Las piezas de Kidult resultan un poco más beligerantes y agresivas que los stencils e intervenciones urbanas de Banksy, pero pierde un poco de originalidad e ingenio en el camino. El artista tomó cierto protagonismo al tagear a Kanye West en una de sus pintadas callejeras titulada “Real Slaves”, cuando el cantante aseguró que le había gustado.