Cargando galería...

Sea en la música o en la moda, hay sólo una cosa que le importa a Kanye West: entregar siempre algo completamente novedoso y disruptivo. Sus shows son prueba constante de ello. Desde hace casi una década, Kanye viene montando las presentaciones en vivo más espectaculares de la historia del hip-hop y la cultura pop en general, utilizando la puesta en escena como una extensión de sí mismo, como un medio para insertar a los fans dentro de su universo.

tumblr_nbofobbgxx1spws12o1_1280

Para la gira Glow In The Dark (2008), Kanye West convirtió lo que podría haber sido otra serie de shows de estadio en una verdadera experiencia multi-sensorial llena de elementos futuristas. Kanye está obsesionado con el futuro y la idea de trascender en la historia, eso ya lo sabemos, pero acá fue cuando lo empezó a dejar claro. La artista Vanessa Beecroft y la escenógrafa Esmeralda Devlin son dos nombres fundamentales para entender cómo ha evolucionado desde entonces hasta hoy su uso de los escenarios, cómo ha cambiado su aprovechamiento del espacio y cómo sus shows han ido mutando hacia lo teatral, siendo el Yeezus Tour el ejemplo perfecto de esto.

1

En el documental de arriba, creado por Noisy Images, se puede apreciar cuáles han sido las principales inspiraciones para cada una de las giras que ha realizado, incluyendo la que se encuentra haciendo por estos días parado sobre esa plataforma flotante que parece sacada de una película de sci-fi.

2

“I am Warhol. Shakespeare in the flesh. Walt Disney. Nike. Google”. Puedes decir lo que quieras sobre Kanye West, pero nunca falles en reconocer que el hombre se anima a correr riesgos en nombre de su arte.