Cargando galería...
Juno Calypso es “Joyce” en sus auto-retratos
Juno Calypso es “Joyce” en sus auto-retratos
Juno Calypso es “Joyce” en sus auto-retratos
Juno Calypso es “Joyce” en sus auto-retratos
Juno Calypso es “Joyce” en sus auto-retratos
Juno Calypso es “Joyce” en sus auto-retratos
Juno Calypso es “Joyce” en sus auto-retratos
Juno Calypso es “Joyce” en sus auto-retratos
Juno Calypso es “Joyce” en sus auto-retratos
Juno Calypso es “Joyce” en sus auto-retratos
Juno Calypso es “Joyce” en sus auto-retratos
Juno Calypso es “Joyce” en sus auto-retratos
Juno Calypso es “Joyce” en sus auto-retratos
Juno Calypso es “Joyce” en sus auto-retratos
Juno Calypso es “Joyce” en sus auto-retratos
Juno Calypso es “Joyce” en sus auto-retratos

juno-calypso-itsnicethat-5

Cuando un artista es tan joven como Juno Calypso (Londres, 1989) aún está descubriendo su estilo y su mensaje. Pero ella lo tiene muy claro, porque puede y porque quiere. Porque nació en una generación en la que nadie teme el que dirán, ni como alguien leerá tu obra. Lo importante es tener talento verdadero en lo que haces, ser uno mismo, exponerse, y finalmente, en este mundo globalizado e interconectado a través de Internet, alguien lo compartirá en redes sociales y terminará en boca de todos.

Así que Juno decidió sacarse fotos a sí misma en escenarios cuidadosamente diseñados utilizando su alter ego, Joyce, un personaje “ficticio sin historia” que habita el mundo paralelo fotográfico creado por la artista. En su serie más reciente, The Honeymoon Suite, Juno se encerró durante una semana entera en el Penn Hills Resort de Pennsylvania, un hotel al que generalmente acuden parejas de recién casados y que descubrió googleando una foto que guardaba en su computador hacía tiempo. Cruzó el Atlántico con su Canon 5D, una máscara electrónica anti-arrugas, pelucas, latas de comida, un computador de los 80, y otros artilugios para componer cada escena previamente diseñada en su cabeza. ¿El resultado? Imágenes de tonos pastel similares a una película de los años 50 en las que una mujer aburrida, asfixiada por el tedio y obligada a ser bella a través de aparatos y artificios, se atrinchera en una habitación de hotel y trata de sacar su lado más sexy logrando solamente mostrar una gran vulnerabilidad.

junocalypso1753

La identificación con su personaje viene a través del sentimiento universal de aburrimiento, soledad y decepción que todos experimentamos muy seguido a lo largo de nuestra vida, sin querer admitirlo ni mostrarlo a los demás. Sentimos mucho pudor de reconocer que lo que la sociedad espera de nosotros nos oprime y tratamos de que parezca que lo logramos: tener un buen trabajo, una pareja duradera y exitosa, una casa linda, un físico agradable… En este caso, Joyce trata de ser un cuerpo apetecible, sensual y femenino como todos esperan, pero se convierte en un robot sin alma, en un producto, en un maniquí.

Juno te anima a no convertirte en un cliché, en Joyce, en su personaje, que a la vez es parte de ella y parte de nuestro yo “encorsetado”. El resto de sus series en las que Joyce también es protagonista, así como en sus videos o instalaciones, se centran en el rechazo del consumismo, y la construcción del concepto de belleza y feminidad. Ah, y no le pierdas la pista a su Instagram