Julien Vallée

Varios | Por hace 5 años.
Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

“Todo está por ocurrir”

Texto: Tamara Meruane

“Tienes que pensar dos veces y atreverte más antes de hacer algo, debido a la falta del botón deshacer”



Julien Vallée es un diseñador gráfico canadiense que no se restringe al uso del mousse. Recorta y pega papeles, selecciona figuritas, colores, texturas, para crear nuevos espacios visuales, repletos de detalles y movimiento. ¿Alguna vez se han preguntado quiénes hacen esas electrizantes animaciones de los espacios intermedios de MTV? Pues bien, Julien Vallée es uno de ellos, y su método de trabajo nos lo comenta acá. Pero su obra no se restringe a eso: sus imágenes e instalaciones destacan por lo novedosas, luminosas y vivas; en ellas lo hecho a mano se enfrenta con lo digital en un movimiento ágil, pero en estado de pausa. Todo está por ocurrir.

En Montreal hace frío. La temperatura promedio de invierno es de -10°c, registrándose extremas de -37°c. Las calderas subterráneas que entibian las casas a veces se congelan. Los transeúntes recorren casi todos sus tramos bajo techo, en amplios túneles urbanos o galerías cerradas. Cuesta trabajo pensar que un lugar tan inhóspito permita el desarrollo de ciudades radiantes de vida. Pero así ocurre en Montreal. Cada estación de metro es una escusa para levantar actividades culturales de todo tipo. La escena artística es maciza, tanto como los bloques de hielo que a veces se ven en las calles. Hay música y arte en todas partes. El conocido festival de jazz y el Grand Pix que se celebra cada año, son emblemas de la ciudad conocidos en todo el mundo. Montreal no para. Y en este contexto, el diseño gráfico tampoco se queda atrás. Eso nos queda claro cuando vemos el trabajo de Julien Vallée (28).

Es en el congelado Montreal donde Vallée realiza sus ingeniosas creaciones que mezclan arte digital con arte manual. Donde prepara video clips, instalaciones, motion graphics y un sinfín de piezas de diseño gráfico mezclado con texturas y figuras hechas a mano.

Hoy en día todo se puede hacer digitalmente, ¿por qué haces la base de tus diseños a mano?

Creo que el trabajo a mano da al diseñador más opciones con las que trabajar, como la textura y la vida real en 3D. También te permite mezclar distintos modos comunicacionales y todo esto trabajarlo con las herramientas que nos ofrecen las computadoras. Asimismo, me gusta todo el desafío que implica trabajar a mano, como el hecho de que tienes que pensar dos veces y atreverte más antes de hacer algo, debido a la falta del botón “deshacer”. Creo también que disminuye le distancia entre el observador y el diseñador: los softwares ofrecen muchas posibilidades para producir una imagen, sin tomar en cuenta si ésta existe o no en la realidad. En definitiva, me gusta probar cosas diferentes, porque me interesa mucho el contraste que se produce al mezclar técnicas diversas. Y sigo en eso, siempre explorando nuevas posibilidades en las que las texturas y materiales de la realidad otorgan mucha más vida a mis trabajos.

Más allá de los materiales que usas, ¿qué te inspira en tu trabajo artístico?

Realmente, creo que lo que me inspira es la inestabilidad. Me gusta probar cosas nuevas, visitar lugares nuevos y vivir situaciones desconocidas. Es por eso que intento viajar lo más posible y trabajar desde diferentes lugares, para evitar esta esfera de comodidad en mi trabajo. Un par de años atrás, empecé a trabajar con recursos limitados. Cuando vas a otro país o ciudad, donde no conoces a nadie, e intentas crear imágenes con pocas herramientas o recursos, creo que es donde obtienes la mayor creatividad. Esto me inspira mucho y ahora, con un poco más de recursos, intento mantener ese mismo estado mental para empujar mi creatividad siempre más lejos.

¿De dónde obtienes las texturas que forman tus obras?

Todo viene de mi vida cotidiana. Mis ojos siempre están abiertos a ideas, cosas y materiales nuevos. Incluso cuando no estoy en disposición de trabajo, me encuentro observando todo lo que me rodea: veo todo como potencial material para mis composiciones.
Lo mismo cuando trabajo en una instalación física: en la creación de la composición me gusta interactuar con mi entorno. Siempre es interesante sacar provecho del medio ambiente y adaptar tu idea a lo que está alrededor. Por eso estoy siempre atento a lo que se puede utilizar, y abierto a la posibilidad de sustituir lo que tengo por otra cosa que se me aparezca en el camino.

Póngale play

Los juguetones trabajos de Vallée han estado colgados en varias ciudades del mundo; dos ejemplos exitosos son sus exposiciones en Seúl y Zúrich. Otros han llegado al mundo entero de un solo golpe, a modo de publicidad para grandes marcas, como Swatch, o a través de los rápidos y vibrantes videos para las continuidades de MTV.

De todos estos populares trabajos, el canadiense ha dicho que el que más le ha dado trabajo fue un motion graphics realizado para The New York Times: una visual que da movimiento y modernidad a las clásicas tipografías del diario norteamericano.



Tu trabajo es movimiento continuo, incluso en lo estático…

Claro. He intentado crear imágenes que son un cuadro en pausa, la pausa de un movimiento. Cuando la gente mira estas imágenes, quiero que puedan imaginar lo que eran antes y lo que van a ser después: como si fuéramos a poner play.

¿Qué es lo que aún no has hecho y que te gustaría hacer?

Me gustaría crear un proyecto interactivo usando una realidad aumentada. También estoy muy interesado en hacer algo con Sequoias, esos árboles gigantescos cuyo tronco llega a medir hasta doce metros de diámetro.

¿Y en qué estás trabajando ahora?

Ahora estoy terminando un gran proyecto para Google, pero no puedo hablar más al respecto. Todos podrán verlo a fines de mayo.

Un jardín de juegos



Tomando en cuenta el carácter de tus trabajos, dan ganas de hacerte algunas preguntas raras, por ejemplo: ¿cómo veías el mundo de niño? Tal vez eso nos diga algo de tu trabajo…

Como un jardín de juegos.

?Y siguiendo con esta clase de preguntas, ¿cuál es tu película favorita?

Tengo muchas películas favoritas, pero una que veo dos veces al año es “Viaje a Darjeeling”, de Wes Anderson. Tiene la mejor banda sonora de todas.

¿Qué opinas del mundo visual de artistas como Michel Gondry?

Creo que a la mayoría de nosotros nos gustaría vivir ahí por un tiempo. Me imagino que cada día sería diferente al otro, desafiante, estúpido y loco.

Hay mucho de lúdico en tu trabajo… pero, pensando en el clima de Montreal, ¿existe acaso un triste o melancólico Julien que todavía no sale al parque?

(Ríe) Esa es una buena pregunta. No lo creo. Siempre soy positivo en la vida, incluso cuando las cosas pueden ser frustrantes. Como sabes, así es la vida, no puede ser perfecta. Pero obtengo lo mejor de ella. No soy una persona melancólica, para nada.