Cargando galería...
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017
JOIA en el Fauna Primavera 2017

Este año el buen tiempo llegó justo la misma semana que tenía lugar uno de los festivales más esperados de Chile, el Fauna Primavera 2017. Con mucho protector solar, y prendas para diversas temperaturas en la mochila (uno nunca sabe si en noche va a caer el manto polar de repente), nos encaminamos hacia el Espacio Broadway, donde tenía lugar el evento y donde había tenido lugar desde que empezó con excepción del año anterior. Llegamos a tiempo para ver a los nacionales Planeta No, quienes destacaron por su buen show fruto de la experiencia y un público escaso (por la hora) pero fiel, que se sabía todas sus canciones.


Mientras en el Ballantine’s stage terminaba de sonar la psicodelia de Miss Garrison, soplaba un poco de viento para suavizar el calor y en el House of Vans partía Homeshake, la banda de Peter Sagar, ex-guitarrista de Mac DeMarco. Una mezcla perfecta de sonidos sintéticos y R&B.


Fuimos a reponer fuerzas con un contundente almuerzo a base de fish&chips cuando sonaban las últimas canciones de Neon Indian (entre ellas una versión del “Pop Life” de Prince), y en el escenario House of Vans ya se preparaban los miembros del grupo de Chicago, Whitney. El cantante y batería no olvidó ningún hit y algún que otro cover, dejándonos ese buen sabor de boca de los grupos jóvenes de música indie.



Nos dimos una vuelta por el recinto para estirar las piernas y ver el stand de Vans, donde algunos artistas como Catalina Bu, Gabriel Ebensperger, o Matías Prado estaban dibujando en vivo.


Bailamos junto a Alunageorge (y, sobre todo, con sus bailarinas) durante un buen rato y regresamos al escenario de Vans para no perdernos el homenaje de Seu Jorge a David Bowie, una buena ración de bossa nova de calidad. El brasileño versionó la banda sonora de The Life Aquatic with Steve Zissou, de ahí su atuendo al estilo Bill Murray en el film.



Sonaron los ingleses Daugther liderados por Elena Tonra, mientras empezaba a caer la tarde para dar paso a los principales grupos de la jornada. The Black Angels inició la distorsión de la noche con su neopsicodelia y el rock garage, que derivaría en la experimentación absoluta de Yo La Tengo, que los fans celebraron efusivamente y casi sin pestañear.



No nos olvidamos de la energía necesaria de Iggy Azalea, la rapera australiana que congregó una gran masa de celulares levantados esperando inmortalizar a la artista cantando Black Widow o Bounce. Phoenix cerró la noche con un público eufórico que escuchó los temas de su disco más nuevo, Ti Amo, y también sus canciones más conocidas a cargo del carismático Thomas Mars.


El Fauna Primavera se instala definitivamente como un evento dedicado exclusivamente a la música de calidad y a descubrir al público chileno nuevas propuestas musicales, así como a traer artistas consagrados que no suelen visitar tan habitualmente nuestro país.

Fotos por Fernando Liberona y Nicole Díaz.