Cargando galería...
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso
Jessica Harrison – Porcelanas de carne y hueso

Jharrison_Roberta_01(1)

La artista de hoy destaca por traer de vuelta a las muñecas de porcelana clásicas pero con un giro inesperado, divertido y sorprendente. Las porcelanas de Harrison se transforman en pequeñas esculturas de carne, hueso y sangre –sobre todo– y dejan a un lado su aspecto inerte y decorativo para cobrar vida de la manera más impactante posible.

Algunas decapitadas, otras con cortes en el cuello debido a su afilado abanico, alguna que sostiene sus ojos (recién arrancados) en el aire como si una “bailora” sujetase sus castañuelas… en la primera serie de imágenes, las “muñequitas” de Jessica Harrison adoptan una personalidad “gore” y exponen de manera explícita –casi tierna– algunos órganos vitales.

Para la segunda serie, la sangre y la piel vuelven a tomar un rol protagonista. Pero esta vez en un terreno menos desagradable, al menos para el que escribe, creando unos hermosos tatuajes sobre esas “pieles” de cerámica, aplicando esmalte en todos los elaborados dibujos.

Puedes seguir el trabajo de la artista inglesa a través de su página web o en su fanpage de Facebook, haciendo clic aquí.