Jeremyville

Varios | Por hace 2 años.
Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

Bienvenidos a Villa Jeremy
1979. Bondi Beach, Sydney, Australia
www.jeremyville.com

Por Mario Cuche.

“La verdadera simpleza o reducción se logra después de años de práctica y refinamiento”



Jeremy Ville en Jeremyville

Jeremy Ville es un diseñador y autor de libros que tiene un estudio en Sydney y otro en New York. Jeremyville (que podría traducirse como “Villa Jeremy”) es un pueblo o ciudad (o más bien un universo) que estás obligado a conocer si quieres apreciar las creaciones de éste australiano. “Uní mi nombre con mi apellido para crear un lugar que otros puedan visitar y ojalá quedarse por un rato”. La afortunada coincidencia no hace más que completar la mítica identidad de Villa Jeremy.

Jeremyville tiene muchos habitantes ilustres (lo que equivaldría a decir que Jeremy Ville es reconocido por distintos trabajos); uno de ellos es el libro Vinil Will Kill, publicado en 2003, que fue el primer libro sobre el movimiento de juguetes de diseñador. Para hacer la investigación, Jeremy entrevistó a representantes de las marcas que lideran el mercado, como Kidrobot, Medicom, Baseman, Devilrobots, Colette y muchos otros. La motivación detrás de este trabajo se puede resumir en una frase: “Los juguetes de diseñador hechos por artistas reconocidos son como múltiples ediciones de una pieza de arte. Como lo son las serigrafías.”

El otro libro que ha publicado se llama Jeremyville Sessions, y en él explora el proceso creativo-colaborativo con más de 300 artistas y compañías. Colaboraciones, libros, proyectos diversos, Jeremyville se puebla constantemente con nuevos habitantes.

“Me gusta explorar nuevos medios. Me carga repetirme. Muchos me han pedido que haga una segunda parte de Vinil Will Kill, pero sería repetirme, en vez de eso prefiero moverme a nuevas áreas. Recientemente completé una escultura de cerámica llamada Hieronymus, el Conejo del Apocalipsis”.

¿Por qué decidiste tener un estudio en Sydney y otro en New York?

New York es el hogar de mis inspiraciones en el mundo del arte y de la música. Se trata de estar rodeado de una energía con la que me puedo conectar. Para mí, Sydney es genial por el estilo de vida, naturaleza y salud, pero sentí que por mi carrera era tiempo de moverse a New York. Tengo agentes en EEUU y hago muchos trabajos en Europa, por lo que tenía sentido estar más cerca de allá.

La dificultad de lo simple



Antes de Jeremyville, Jeremy estudió arquitectura en la Sydney University. Mientras cursaba la carrera se hizo editor del diario estudiantil y comenzó a hacer ilustraciones para la publicación universitaria. Rápidamente llamó la atención con su creatividad, y a los 19 años ya trabajaba para el Sydney Morning Herald, el diario más famoso de Australia. Esto lo motivó a estudiar arte y a tomar un rumbo distinto en su vida profesional.

¿Hay alguna influencia de tu formación como arquitecto en tu trabajo como ilustrador y diseñador?

Todavía me encantan los interiores, la relación espacial entre objetos y colores, la interacción entre el paisaje y las construcciones. Todo eso forma parte de la mayoría de mi trabajo. Cuando pienso en color y forma, los relaciono con espacios interiores.

¿Cuáles son tus referentes en ilustración y diseño y cuáles en el arte en general?

Duchamp. Beuys. Leger. Dalí. Disney. Mies Van der Rohe. Picasso. Los ilustradores no tienen influencia en mí. De hecho, me considero el director creativo del estudio Jeremyville, no un ilustrador. Estoy más interesado en proyectos, como el diseño de productos, diseño de libros, animaciones, instalaciones, escultura, pintura y, sí, a veces ilustración. Creo que ser sólo una cosa es demasiado limitante para mí.

Independiente del formato, ¿qué elementos o ideas son recurrentes en tus trabajos?

La complejidad de la vida, desde la alegría plena hasta las profundidades de la desesperación. Algunos sólo ven la felicidad en mi trabajo, pero si pones más atención la tristeza te devolverá la mirada. Trato de agregarle matices y capas a mi trabajo.

Tu estilo de dibujo es técnicamente muy simple, por lo que podría ser fácil de imitar. ¿Qué crees que distingue un trabajo Jeremyville de otros parecidos?

Creo que un dibujo simple es en realidad muy difícil de imitar, porque son muy pocas líneas y tú puedes notar cuando no es auténtico. La verdadera simpleza o reducción se logra después de años de práctica y refinamiento. Por ejemplo, yo puedo notar instantáneamente cuando alguien copió el estilo de línea de Keith Haring, para mí es muy obvio. Quizás para otros no, no lo sé.

Entre tus clientes hay varias de las marcas más grandes del mundo, como Coca-Cola, MTV, Adidas y Converse. ¿Sientes alguna afinidad con las marcas que te contratan o sólo se trata de trabajo y no te importa quiénes sean?

Cada proyecto es especial y diferente. Es emocionante y tengo la suerte de que los clientes me confíen la imagen de su marca; así puedo poner algo mío en el proyecto. Los clientes son como los mecenas del Renacimiento, como los Medicis o los Sforza.

¿Hay alguna de tus obras que sea tu favorita o que te genere un sentimiento especial?

Me gusta mucho mi actual proyecto en desarrollo, Community Service Announcement. Lo empecé a mediados de 2010 y es un proyecto online que actualizo diariamente. Su objetivo es explorar, a través de imágenes y palabras simples, conceptos como la virtud humana, el crecimiento personal, el amor, la pérdida y el significado de ser humano. La idea es conectarse con las personas y compartir un momento de tranquilidad en nuestras aceleradas vidas.