Cargando galería...
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática
Jan Vranovsky está fascinado por la arquitectura asiática

kanazawa-underpass

El arquitecto, diseñador y fotógrafo checo Jan Vranovsky vive actualmente en Tokyo, para él en un “mundo paralelo”, probablemente ajeno, pero a la vez fascinante. Esta admiración por las construcciones de un continente tan lejano al suyo, le ha llevado a publicar la serie “Parallel World”, imágenes de espacios y edificios aparentemente vacíos, elegidos al azar, pero con características similares que les hacen casi hipnóticos, poseedores de tintes tristes, bajo tonalidades blancas con detalles de color.

En sus fotografías busca el plano frontal y sin perspectiva de los edificios o andamios de una obra en construcción, de un pasillo del metro, de un tunel, del soporte de un puente, de las fachadas más monótonas, de una esquina con barandillas, etc. Vranovsky toma lo anecdótico de lo que fotografía y lo convierte en algo digno de ser colgado en el muro de un museo, le da armonía, le proporciona un encuadre.

jan_vranovsky_parallel_world_12

La mirada fotográfica de Vranovsky es la de un estudiante con un enorme talento para captar la sutileza de lo que para muchos pasa desapercibido. Su sensibilidad pasa por encontrar la belleza en las manchas de una rocas, incluso en la tela mal colocada de un edificio aún por construir. Hay que destacar que el escenario de oriente en el que se centra para su obra es el idóneo para encontrar todo lo que su objetivo busca: estructuras rectilíneas sin ornamentos, minimalistas, en proceso de ser edificadas, situadas en espacios vacíos, los constantes no-lugares. Todo ello como oposición a la arquitectura de las capitales europeas, de donde es originario Jan.

En definitiva, un retrato del contraste arquitectónico que se enlaza también con el contraste cultural y social de dos contextos tan distintos: oriente y occidente.