Cargando galería...
“It’s All Good” de Boogie reeditado después de 10 años de su publicación
“It’s All Good” de Boogie reeditado después de 10 años de su publicación
“It’s All Good” de Boogie reeditado después de 10 años de su publicación
“It’s All Good” de Boogie reeditado después de 10 años de su publicación
“It’s All Good” de Boogie reeditado después de 10 años de su publicación
“It’s All Good” de Boogie reeditado después de 10 años de su publicación
“It’s All Good” de Boogie reeditado después de 10 años de su publicación
“It’s All Good” de Boogie reeditado después de 10 años de su publicación
“It’s All Good” de Boogie reeditado después de 10 años de su publicación
“It’s All Good” de Boogie reeditado después de 10 años de su publicación
“It’s All Good” de Boogie reeditado después de 10 años de su publicación
“It’s All Good” de Boogie reeditado después de 10 años de su publicación
“It’s All Good” de Boogie reeditado después de 10 años de su publicación
“It’s All Good” de Boogie reeditado después de 10 años de su publicación
“It’s All Good” de Boogie reeditado después de 10 años de su publicación

dre_twoguns1
En JOIA notamos que ya somos “viejos” porque hace 10 años, cuando este libro del fotógrafo serbio Boogie se publicó por primera vez, hablamos de él, concretamente en JOIA 04. Ha pasado el tiempo y las imágenes de “It’s All Good” de Boogie se pueden ver de nuevo en una edición renovada, con 40 imágenes nuevas jamás vistas de los bajos fondos de la sociedad. La editorial powerHouse Books ya publicó la versión original del libro, y es la encargada de celebrar este aniversario.

En palabras del mismo Boogie: “Hace diez años, cuando estaba trabajando en el original de “It’s All Good”, nunca utilicé hojas de contacto, ni siquiera tenía una caja de luz. Miraba la hoja de negativos a través de la luz de la ventana y elegía un par de imágenes para escanear. Con los años, me di cuenta de la cantidad de imágenes que no incluí, tantas que deberían haber estado en el libro desde el principio. Todavía no tengo una caja de luz, pero diez años de experiencia editando fotos han servido para algo.”

boogie-its-all-good-2
Esta nueva edición sigue siendo una muestra de varios habitantes de Nueva York que transitan el submundo de las drogas y las bandas callejeras. Boogie nació y creció en Belgrado, Serbia, afectada por la guerra de Yugoslavia durante varios años. Este bagaje de vida le llevó a sentirse atraído por la parte más oscura del ser humano y la encontró en Nueva York, cuando se mudó en 1998. A parte de sus proyectos personales fotografiando la cara B de diversas ciudades de todo el mundo, Boogie también trabaja para marcas como Puma o Nike. Su estilo es reconocible en todas sus imágenes, en las que logra captar el momento exacto en el que se produce la “magia”: un movimiento, un gesto, una expresión, un momento… que te cuenta una historia de violencia, de sufrimiento.

En “It’s All Good” no se oculta nada, más bien se exhibe con todo detalle lo que más duele, lo que en ocasiones es tabú. Imágenes tomadas en los vecindarios más desfavorecidos de la ciudad, Bushwick, Bedford-Stuyvesant, y Queensbridge, a los que Boogie tuvo acceso y pudo tratar muy de cerca con los protagonistas.

boogie-documentary-photographer-photography-9
Uno de los protagonistas de “It’s All Good”, Kasino, lo cuenta en primera persona: “Un montón de ‘iniciaciones’ en pandillas tienen lugar todos los días. Oímos hablar de alguien que recibió un disparo en algún lugar de Nueva York en las noticias, pero nadie sabe que era una iniciación. Nadie sabe por qué a esa persona le dispararon, pero nueve de cada diez veces era una ‘iniciación’ de pandillas. Yo soy general de tres estrellas en los Bloods, así que sé lo que está pasando. La mayor parte de la delincuencia en la ciudad de Nueva York es causada por las pandillas: drogas, asesinatos, apuñalamientos, robos, incluso el robo de automóviles, los delitos más pequeños son provocados por las pandillas “.