Las obras de Josh Keyes (Tacoma, Washington, 1969) siempre han tenido como motivo común la relación entre los animales y la existencia de los seres humanos y su efecto en el planeta. En su nueva exposición “Implosion”, Keyes trabaja con una de las intervenciones humanas más urbanas como es el graffiti, sobre todo tipo de elementos que forman parte de la naturaleza y de la Tierra, desde un glaciar a un satélite, pasando por la cola de una ballena.



Sobre esta serie de pinturas Keyes dijo “mi preocupación personal es que esto será una realidad algún día, hablo de nuestra relación con la naturaleza en el sentido más amplio. El satélite y las naves espaciales llenas de graffitis sugieren que, incluso si colonizamos otros mundos los alteraremos dejando nuestra huella en ellos. No importa donde vayamos, siempre habrá evidencia de nuestra presencia”.

Las obras serán expuestas en la Thinkspace Gallery en Culver City, California.