Cargando galería...
Hay pocas celebridades que Brad Elterman no haya fotografiado
Hay pocas celebridades que Brad Elterman no haya fotografiado
Hay pocas celebridades que Brad Elterman no haya fotografiado
Hay pocas celebridades que Brad Elterman no haya fotografiado
Hay pocas celebridades que Brad Elterman no haya fotografiado
Hay pocas celebridades que Brad Elterman no haya fotografiado
Hay pocas celebridades que Brad Elterman no haya fotografiado
Hay pocas celebridades que Brad Elterman no haya fotografiado
Hay pocas celebridades que Brad Elterman no haya fotografiado
Hay pocas celebridades que Brad Elterman no haya fotografiado
Hay pocas celebridades que Brad Elterman no haya fotografiado
Hay pocas celebridades que Brad Elterman no haya fotografiado
Hay pocas celebridades que Brad Elterman no haya fotografiado
Hay pocas celebridades que Brad Elterman no haya fotografiado
Hay pocas celebridades que Brad Elterman no haya fotografiado
Hay pocas celebridades que Brad Elterman no haya fotografiado
Hay pocas celebridades que Brad Elterman no haya fotografiado
Hay pocas celebridades que Brad Elterman no haya fotografiado
Hay pocas celebridades que Brad Elterman no haya fotografiado
Hay pocas celebridades que Brad Elterman no haya fotografiado
Hay pocas celebridades que Brad Elterman no haya fotografiado
Hay pocas celebridades que Brad Elterman no haya fotografiado
Hay pocas celebridades que Brad Elterman no haya fotografiado
Hay pocas celebridades que Brad Elterman no haya fotografiado
Hay pocas celebridades que Brad Elterman no haya fotografiado

En el año 74, cuando Brad Elterman tenía 16 años, tomó su primera fotografía en un concierto de Bob Dylan y la vendió. Fue así como se dio cuenta de que no quería seguir los pasos de su padre y ser dentista, sino que la fotografía era su verdadera vocación. Concretamente fotografiar celebridades de la industria musical o del espectáculo, las cuales aun no estaban rodeadas de publicistas y managers, y eran relativamente accesibles. Solo era necesario tener una cámara -no muy frecuente en esa época- y estar en el momento indicado con la gente indicada. Brad puede presumir de poseer ese talento.

A partir de ahí, Elterman empezó a viajar y a vender sus imágenes a revistas de todo el mundo, que pagaban grandes sumas de dinero por ellas ante la sorpresa del propio fotógrafo. Su cámara fotografió a Joan Jett, The Runaways, The Ramones, Sex Pistols, David Bowie, Queen, Abba, Madonna, Michael Jackson, los Beatles, estrellas del cine como John Travolta y Olivia Newton-John, Farrah Fawcett, Matt Dillon, Brooke Shields, o a deportistas como Muhammad Ali, entre muchísimos otros. Debido a la necesidad que detectó el fotógrafo, fundó dos agencias de foto especializada en retratar celebridades, la California Features Agency en 1980, la primera agencia especializada ese tipo de imágenes en Los Ángeles, y Online USA en 1992, que en el 2000 fue vendida a Getty Images.

2015_02_15 Tyler The Creator outside Jason Nocito book signing of "Pud" at Family Books in Los Angeles.

Aunque esas agencias contaran con otros fotógrafos en su nómina, la estética y visión de Elterman era la que todo el mundo buscaba y reconocía. Las escenas que este “visionario” conseguía en las que las celebridades eran las protagonistas, eran situaciones cotidianas, normales, que bajaban a las estrellas de su pedestal y las colocaban a pie de calle, junto a la gente, con problemas reales como los que podían tener los propios consumidores de las fotografías. Ese estilo inconfundible sigue vigente hoy en día en sus fotografías de Sky Ferreira, Tyler The Creator, Jared Leto, Kris Kidd, Paris Hilton, Lindsay Lohan, etc.

Muchos han dicho de él que era un paparazzi, pero no es así. A Brad le gusta pasar tiempo con las celebridades que fotografía, hablar con ellos, ser su amigo, sacar su cara más amable y cercana. Además, con el tiempo, el propio Elterman se ha convertido él mismo en parte de esa masa de famosos a los que retrataba o retrata. En su web hay una explicación relacionada con cada fotografía que ha tomado, por si quieres descubrirla…