Cargando galería...

harmony-korine-act-da-fool

No te sorprendas al descubrir que tu director de cine favorito tiene su side-gig en el mundo de la publicidad. De Wes Anderson a David Lynch, pasando por Martin Scorsese y Spike Jonze, todos han hecho comerciales. Harmony Korine hizo su primer comercial para TV en 2007. Desde entonces, el director de películas como Gummo y Spring Breakers ha trabajado para varias marcas grandes, incluso dentro de la moda. Supreme, Dior y más recientemente Yves Saint Laurent le han confiado la realización de sus anuncios, pero fue Proenza Schouler la firma que realmente apostó a su estilo transgresor.

harmony-korine-proenza-1

Para presentar su colección Otoño/Invierno 2010, los diseñadores Jack McCollough y Lázaro Hernández tenían claro que no querían hacer el típico fashion film. La colección en sí, que se basa en la reinvención del clásico uniforme escolar, nació a partir de fotografías viejas del artista Christopher Wool, “escenarios nocturnos de canchas de básquetbol, patios de escuelas y la ciudad”. La idea de la angustia adolescente fue su principal inspiración. “Una de las películas que más nos marcaron en nuestra juventud fue Kids, simplemente porque le dio una estética a todo lo que sentíamos en esa época, así que Harmony fue la primera persona a la que llamamos”, explican ellos en el video de abajo.

Act da Fool se filmó en un día y medio en Nashville, Tennessee, lugar donde creció Hamony Korine. También es el lugar donde se filmó la ya mencionada Gummo y, como en esa ocasión, el director decidió usar como protagonistas a residentes del lugar.

harmony-korine-proenza-2

Si la apuesta de Proenza Schouler fue buena o mala, decídelo tú. Para Korine, Act da Fool se trata de “estas chicas que duermen en autos abandonados y que les gusta prender fuego todo. Se trata de las grandes cosas de la vida: las estrellas en el cielo y el licor de malta”. Para el dúo de diseñadores se trata más bien sobre “descubrir la belleza en eso que la sociedad prefiere no ver”.

Más allá de la controversia que desató este trabajo, la colaboración tuvo una segunda parte. En 2011 lanzaron otro cortometraje.