Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

Hay una inmensa fascinación por la tierra en este post. Un homenaje al bosque y sus especies. A muchos artistas se les ha hecho fundamental la expresión sincera y titanica de la naturaleza, varios capaces de representar de manera casi esencial cada detalle, otros toman su quietud indiferente para inspirarse. Gregory Euclide me sorprendió un día por su extraña manera de representar rasgos, detalles, realidades y abstracciones. La inspiración en la obra de Gregory, se autorepresenta con pinturas acuareladas y técnicas en miniatura que me hacen recordar lo bello del bosque. Cada pieza expuesta contiene un peso natural y conmemora la pequeña y valiente cantidad de gente que habita en lo interno de los tupidos bosques de Norteamérica.

Gregory logró reconocimiento con la portada del exitoso álbum omonimo de Bon Iver en el 2011. Un ejemplar de 90×90 que mezcla la acuarela, acrílicos, nieve, pinos, esponja, papeles, etc. Espero que disfruten su obra.