Este contenido viene de la versión anterior de nuestro sitio. Puede que no se vea 100% correcto ;)

El graffitero estadounidense David Choe ha estado apareciendo en noticieros de todo el mundo en los últimos días, desde que trascendió la noticia de que el trabajo que hizo pintando las instalaciones (murallas, puertas, ascensores) de Facebook en Palo Alto, California, le podría reportar más de 200 millones de dólares.

La historia de las obras que puedes ver aquí y en la continuación del post, es esta: Choe fue contratado en el año 2005 por Sean Parker (creador de Napster, entonces presidente de Facebook) para que pintara las oficinas de la que sería la red social más famosa del mundo. Como pago se le ofrecieron dos opciones: dinero en efectivo (no se ha publicado cuanto, pero serían algunos miles de dólares) o recibir un porcentaje (menos del 1%) de acciones de la compañía.

Suertudo, intuitivo o visionario, lo cierto es que David escogió la segunda alternativa, y ahora que Facebook entra a cotizar en la bolsa, los siete años que sus acciones han estado esperando para pasar de valer nada a valer algo, rinden sus frutos. Y de pasada se establece como uno de los artistas mejor pagados del mundo.

Como “bonus track” de esta increíble historia, tenemos este video en el que el propio Mark Zuckerberg, creador y dueño de Facebook, “colabora” con Choe en una pintura.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=QfV665kWoSg&feature=player_detailpage#t=95s[/youtube]